Publicidad
Publicidad
Actualidad

Ribó deja en la calle a 80 vendedores del mercadillo de la Plaza Redonda

El PP acusa al alcalde de impedir la actividad de estos comerciantes

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de València acusa al gobierno local de Joan Ribó de «dejar sin medio de vida» a 80 familias, al limitar la venta en el mercadillo del domingo del Mercado Central y La Lonja a libros, cromos y sellos.

Publicidad

La portavoz del grupo municipal del PP, María José Catalá, y el senador popular, Fernando de Rosa, visitaron ayer, junto al concejal popular Santiago Ballester, el mercado de la plaza Redonda y se sumaron a la campaña de apoyo a los comerciantes contra la medida del Ayuntamiento.

Catalá criticó que el gobierno local haya cambiado «de la noche a la mañana» las condiciones de los vendedores que desde hace más de 40 años están ubicados los domingos en estos mercadillos, y que se les de «solo un plazo de tres meses» para cambiar de actividad.

Catalá pidió al alcalde Ribó que «piense en los perjuicios que van ocasionar a las familias que viven de estos puestos del mercado» y reclamó que se reúna con ellos para buscar un solución satisfactoria. También lamentó que se informara de esta medida que «penaliza a las personas con menos recursos» a través de una circular este verano, «sin dar la cara» y recriminó que el consistorio «mire hacia otro lado» respecto de la venta ilegal.