Sandra Gómez afea a Compromís que le obligue a retirar sus carteles ilegales

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, también ha colocado publicidad irregular, según el PP

El alcalde inauguró el lunes una zona de socialización de perros y curiosamente la pancarta hace alusión a la inclusión de este tipo de medidas en su programa electoral
El alcalde inauguró el lunes una zona de socialización de perros y curiosamente la pancarta hace alusión a la inclusión de este tipo de medidas en su programa electoral

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, también ha colocado publicidad irregular, según el PP

La candidata a alcaldesa de Valencia y portavoz del PSPV, Sandra Gómez, criticó ayer a Compromís, y más concretamente a su concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, por obligarle a retirar unos carteles publicitarios que tenía distribuidos por puntos neurálgicos de la ciudad de Valencia.

La aspirante socialista, que paradójicamente es abogada, reprochó a Compromís «que le hiciera el juego» a un asesor del PP, concretamente a Luis Salom, que fue quien denunció la irregularidad. Adujo que en otras ocasiones se ha utilizado la denominada publicidad «a pie de calle» para anunciar eventos organizados por Compromís, y se extraño de que ahora el Ayuntamiento hubiera sido tan rápido a la hora de resolver la queja y ordenar la retirada de los carteles. La abogada Gómez obvió que dichos carteles contravenían la ordenanza municipal de publicidad.

Este enfrentamiento entre PSPV y Compromís ha puesto de manifiesto las tensiones solapadas que se han vivido entre los tres grupos de «La Nau» durante toda la legislatura.

Además, Gómez ha visto cómo Salom le ha vuelto a meter un gol. La enemistad entre los dos se remonta a varios años atrás, antes incluso de que ella fuera concejala, y tiene un origen de tipo laboral.

Además, sus enfrentamientos han sido constantes y sonados, como el que se produjo durante la Comisión de investigación de Taula (Luis Salom está imputado en la causa), cuando el asesor popular demostró que la entonces concejal socialista decía inexactitudes en esa «rigurosa» Comisión de investigación.

Ella siempre ha reprochado a Salom estar imputado en una causa de corrupción, y en este caso ha hecho de ello bandera también para afearle a Compromís que le dé la razón.

Por otra parte, el prolífico asesor amplió ayer la denuncia por la utilización irregular de espacios para la ubicación de publicidad de tipo electoral, e incluyó al mismísimo alcalde de Valencia, Joan Ribó, quien, al parecer, también habría ubicado varias «banderolas» con publicidad que no estaría contemplada en la ordenanza municipal que rige en este tipo de casos.

Se trata de al menos dos pancartas electorales colocadas en la calle Aben Al Abbar y en la estación de metro de Ayora, que según el asesor «popular» incumplen la Ley Orgánica del Régimen Electoral General y la Ordenanza Municipal sobre Publicidad.

En dichas pancartas, y con el lema electoral que utiliza Ribó en esta campaña, se pueden ver dos actuaciones del Ayuntamiento de Valencia. Una es la rehabilitación del chalet de Aben Al Abbar y otra la zona de socialización de perros.

El PSPV primero se revolvió pero luego acató la orden

La orden de retirada de los carteles de marras de la candidata a alcaldesa, no debió caer nada bien en el seno del grupo municipal socialista ya que durante el día de ayer se intentó contrarrestar la orden invocando una autorización emitida por la Junta Electoral. Unas horas más tarde, y después de que el PP pidiera al Consistorio que ejecutara la orden de retirada con agentes de la Policía Local, el PSPV comunicaba que los retiraría de las vías públicas durante la jornada de hoy.