Un puente de palillos que aguanta 1.088 kilos de peso

La Universidad Miguel Hernández de Elche ha celebrado hoy el XII concurso de peso de puentes construidos con palillos de mader
La Universidad Miguel Hernández de Elche ha celebrado hoy el XII concurso de peso de puentes construidos con palillos de mader

Su autor es el estudiante de Ingeniería Mecánica de la UMH Pedro Aguilar, quien presentó la maqueta «La destrucción III», de poco más de tres kilos de estructura

Un total de 1.088 kilos ha soportado la maqueta ganadora en la XII edición del concurso de puentes hechos con palillos de helado de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, en la categoría de peso.

Su autor es el estudiante de Ingeniería Mecánica de la UMH Pedro Aguilar, quien presentó la maqueta "La destrucción III", de poco más de tres kilos de estructura.

En el segundo puesto del certamen ha habido un triple empate con 748 kilos.

Aguilar, quien se ha embolsado los 900 euros del primer premio, se ha valido de cola blanca y alrededor de 3.000 palillos de helado para lograr la maqueta vencedora, que ha tardado un mes en construir, según ha declarado él mismo a Efe.

El año pasado, este mismo estudiante logró el primer premio con "La destrucción II", pero en esa ocasión soportó 1.136 kilos -el peso máximo posible en dicha edición debido a que no habían más planchas para utilizar- y no llegó a romperse.

"La bajada de altura que obligaban este año me ha limitado y por eso creo que no ha aguantado tanto", ha explicado Aguilar, quien, como en la pasada convocatoria, ha contado con la ayuda de su padre para realizar su estructura.

Tras esta nueva victoria ha asegurado que no volverá a presentarse. "Hay que irse por la puerta grande", ha sentenciado.

Desde primera hora de la tarde, decenas de alumnos han acudido al edificio Altabix del campus ilicitano de la UMH para ver cuánto peso aguantaban estos singulares puentes, elaborados por estudiantes de universidades no sólo de la UMH, sino también de Alicante o Murcia.

Además, este año ha participado un grupo de alumnos del Instituto Victoria Kent de Elche.

En esta categoría de peso se valoraba que la maqueta resistiera más peso sobre su tercio central, cumpliendo con los requisitos extraordinarios de dimensiones, puntos de apoyo y diseño de la construcción, entre otros.

El concurso de puentes hechos con palillos de helado de la UMH se divide en tres apartados (peso, estética y movilidad), y como cada año ha suscitado el interés de los alumnos, que han dado su apoyo a todos los participantes del certamen, retransmitido vía streaming y seguido minuto a minuto en las redes sociales de la UMH.

En la modalidad de estética, donde han participado cinco maquetas, se premiaba el diseño, atractivo, complejidad de la maqueta, fiabilidad y economía.

El ganador ha sido "Héroe 2.0", un puente que se abría en la parte superior para dejar pasar a los barcos.

Por su parte, en movilidad, el ganador ha sido la maqueta "Bonzo". Aquí se tenían en cuenta las maquetas más originales de puente articulado, que podían disponer de motores y componentes eléctricos para mover las diferentes partes de su estructura.

En estas dos últimas categorías, el premio para la mejor maqueta es de 600 euros y para el segundo, de 350.