Ahora Madrid sí homenajea a las checas republicanas

Tras negar una pancarta a Miguel Ángel Blanco, el partido de Carmena propone en Tetuán instalar una placa a los vecinos antifranquistas

Checa del Círculo Socialista Latina-Inclusa situada en la casa-palacio del duque del Infantado
Checa del Círculo Socialista Latina-Inclusa situada en la casa-palacio del duque del Infantado

Tras negar una pancarta a Miguel Ángel Blanco, el partido de Carmena propone en Tetuán instalar una placa a los vecinos antifranquistas.

En la misma semana en la que la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, se opuso a que el Ayuntamiento impulsara un homenaje a Miguel Ángel Blanco, su partido, Ahora Madrid, inició los trámites para rendir tributo a los vecinos que se movilizaron el 18 de julio de 1936 contra el alzamiento militar que dio inicio a la Guerra Civil. La negativa por parte del Ejecutivo municipal a instalar una lona con la imagen del edil del PP asesinado en Ermua por ETA hace 20 años contrasta con la propuesta del partido de la alcaldesa de colocar de forma permanente una placa «en reconocimiento y homenaje a las personas que acudieron en defensa de la democracia y la libertad frente al fascismo» en la década de los 30 del siglo pasado. La propuesta ha sido formulada por Ahora Madrid en Tetuán y será debatida hoy en el Pleno del distrito.

En su iniciativa, Ahora Madrid asgura que el «18 de julio se cumplen 81 años del golpe de Estado militar fascista», cuyo objetivo no fue otro que la defensa «de los intereses y privilegios de las clases dominantes que se veían mermados en beneficio de la clase trabajadora». Subraya también la propuesta del partido de Carmena que «ante este golpe de las élites económicas y militares, centenares de miles de hombres y mujeres acudieron en defensa del régimen democrático republicano». Según el texto presentado por Ahora Madrid, «sólo la ayuda de las potencias fascistas de la época permitió a los golpistas prolongar su agresión». Por todo ello, la iniciativa reclama la instalación de una placa en el edificio de la Junta de Distrito «a quienes lo arriesgaron todo por la democracia y la justicia social», también a aquellos que, según este texto, «en su propia patria eran considerados criminales y delincuentes, consideración que para nuestra vergüenza siguen teniendo».

Para sacar adelante su iniciativa de instalar esta placa, Ahora Madrid necesita el apoyo del PP o del PSOE. Fuentes del grupo municipal del PP lamentan que, una vez más, Ahora Madrid demuestra con esta moción «una visión simplista y maniquea de la historia». Desde el grupo popular insistían ayer en rechazar la utilización permanente de la historia que hace Ahora Madrid tanto en el pleno municipal como en las juntas distrito. En este sentido, el Partido Popular defenderá una alternativa «amplia y de consenso» en la que se reconoce el papel reconciliador que desempeñó en la sociedad española la Constitución de 1978 tras cuatro décadas de dictadura.

También recordarán los populares en el Pleno los excesos que se cometieron por una parte de aquellos a los que Ahora Madrid quiere homenajear hoy, especialmente los que asesinaron a miles de personas por motivos ideológicos y religiosos en las checas republicanas, algunas de las cuales fueron abiertas en el distrito. En este escenario, lo más probable es que la aprobación o el rechazo de la placa pase por la posición de voto que decida el PSOE.

El grupo socialista en el distrito ya afeó a Ahora Madrid su intención de modificar el nombre de varias calles al margen del criterio del Comisionado de la Memoria Histórica, órgano consultivo creado por Carmena por el que tampoco ha pasado la propuesta que se debatirá hoy.