Publicidad
Publicidad
Actualidad

El alcalde, herido en el boloencierro “light” de Mataelpino

Éxito en el segundo encierro de la bola con menos peso y mayores medidas de seguridad

Pese a “adelgazar” la bola 179 kilos se produjeron caídas y resbalones en la carrera de Mataelpino que, este año, tenía como obligatorio el uso del casco

Publicidad

El pasado viernes, el primer boloencierro “light” de Mataelpino, fue un pinchazo. No de la nueva bola, ahora de 30 kilos e hinchable en lugar de los 200 kilos de poliespan que rodaban en años anteriores, sino de convocatoria, puesto que apenas una veintena de corredores se apuntaron al encierro de la bola gigante. Sin embargo, hoy centenares de personas se han animado a participar en la segunda edición con más medidas de seguridad. Así, este año, además de correr con una bola “light”, todos los corredores debían llevar obligatoriamente un casco de seguridad.

Sin embargo, estas medidas no han evitado que se vuelvan a producir accidentes. En concreto seis personas resultaron ayer heridas en el boloencierro infantil y en el de adultos, uno de ellos el propio alcalde, Javier de los Nietos. Según explicó ayer el “secretario de la bola”, José Ángel Conde, durante el boloencierro infantil, que se corre con varias bolas de pequeño tamaño, se han caído un par de pequeños con contusiones menores en las rodillas y los brazos. Además, otras cuatro personas han tenido caídas, dos con resultado de heridas graves y otras dos leves, que han sido atendidas por Protección Civil de El Boalo-Cerceda-Mataelpino.

Publicidad

“El boloencierro de hoy ha sido un éxito, con 200 niños en el infantil y más de 150 personas en el grande”, explica Conde, que considera que las medidas de seguridad han contribuido a que los heridos de este año no sean muy graves como lo ocurrido en años anteriores.