Estocada de 61.200 euros a la cantera de la Fiesta

TERCIO DE VARAS. Varios alumnos entrenaban ayer el tercio de banderillas en la escuela taurina
TERCIO DE VARAS. Varios alumnos entrenaban ayer el tercio de banderillas en la escuela taurina

La escuela mantendrá la actividad hasta junio, pero el Ayuntamiento deja de asegurar desde hoy a los alumnos ante posibles lesiones.

En 2016, la Escuela Taurina Marcial Lalanda de Madrid cumplirá cuarenta años y Manuela Carmena ha decidido celebrar este aniversario echando el cierre. Cuatro décadas en las que 2.000 alumnos han pasado por sus instalaciones. Entre ellos, figuras de primer nivel como Joselito, Yiyo, El Fundi, José Luis Bote, El Juli o Miguel Abellán, a los que intentan emular las cuarenta jóvenes promesas que allí entrenan y que el próximo mes de junio el Gobierno de Ahora Madrid dejará en la calle. Este anuncio llega unos días después de las críticas que la propia Carmena recibió dentro de su partido por realizar unas declaraciones en las que aseguró que no tenía intención de prohibir los toros.

La delegada de Cultura del consistorio, Celia Mayer, comunicó ayer a José Luis Bote, uno de los directores de la escuela, la decisión de retirar la subvención que recibe anualmente esta institución. Se trata de una ayuda de 61.200 euros dentro de unos presupuestos de 4.388 millones. El consistorio aseguró en una nota que consideraba «desproporcionada» la partida, aunque en realidad no hay razones económicas tras la decisión. Fuentes municipales insisten en que la eliminación de esta subvención permite cumplir el programa de Ahora Madrid ya que «las clases y talleres que se imparten no son compatibles con la defensa de los derechos de los animales». José Luis Bote lamentaba tras el encuentro con la concejala la politización de la que está siendo víctima la Fiesta: «Los toros han sido siempre del pueblo. No son de izquierdas ni derechas. Si Alberti o García Lorca levantaran la cabeza...», se lamentaba el director.

Desde el consistorio aseguran que se «respetarán los compromisos adquiridos hasta junio de 2016». En realidad, lo único que seguirán abonando desde las arcas municipales hasta esa fecha son las nóminas de los profesores de la escuela y, únicamente, porque existe una obligación contractual. Sin embargo, la actividad de la institución no podrá seguir prestándose con normalidad desde hoy mismo. No en vano, Celia Mayer comunicó a Bote que no pagarán a partir de ahora ningún desplazamiento de los alumnos. Éstos no realizan toda su formación allí y a menudo deben trasladarse a fincas de otras localidades de Madrid para participar en tentaderos, entrenamientos con reses o novilladas. Los alumnos de la escuela tampoco estarán asegurados a partir de ahora ante cualquier accidente o lesión que sufran durante las clases. «No podemos tenerlos todo el día toreando de salón», asegura Bote.

El Ayuntamiento sí mantendrá «las partidas necesarias para el mantenimiento del recinto municipal Venta del Batán en el que la escuela venía desarollando sus actividades». Con este anuncio, Ahora Madrid se refiere a dos partidas –por un valor cercano a los 800.000 euros– aprobadas por la ex alcaldesa Ana Botella. La idea del Gobierno municipal del Partido Popular consistía en poner en marcha en esta finca una especie de parque temático sobre el mundo de la tauromaquia. Botella y su equipo dieron este paso para permitir que la escuela tuviera suficiencia económica con este parque temático. En este recinto estaba prevista la instalación de una gran exposición sobre el toro y la realización de obras de acondicionamiento para celebrar eventos relacionados con este animal pero también con el mundo del caballo. Ahora, Carmena destinará estos 800.000 euros a labores de mantenimiento y a la adecuación de este espacio. Además, el ayuntamiento arreglará el restaurante y tiene intención de dar otros usos a esta finca –situada en plena Casa de Campo– e incluso «valorar una cesión total o parcial».

En febrero de este año, la escuela pasó a depender por completo del Ayuntamiento, a través de la empresa pública Madrid Destino. Antes de este cambio estaba gestionada por un Patronato mixto, con miembros del consistorio de la capital y de la Comunidad de Madrid. Antes de las elecciones, se efectuó el trasvase de titularidad. En ese momento, el Gobierno regional transfirió a Madrid Destino los 37.000 euros que anualmente abonaba a la escuela además de otros 30.000 que la administración regional exigía a Taurodelta. Ambas partidas están al margen de la subvención municipal pero Mayer no informó ayer de cuál será el destino final de este dinero.

«Aquí no se maltratan animales»

«Me parece aberrante la decisión que ha tomado la alcaldesa de Madrid». Con estas palabras calificaba Miguel Abellán, matador de toros y antiguo alumno de la Escuela Taurina Marcial Lalanda de Madrid, la retirada de las subvenciones que recibe la escuela de tauromaquia por parte de la regidora madrileña. «Lo he recibido como una triste noticia. Primero, por haber pasado por ella como alumno y, fundamentalmente, por todo el bien que ha hecho por la Fiesta». La escuela ha doctorado a casi 200 matadores, que, aunque a pesar de que algunos de ellos se hayan pasado a las filas de plata, siguen paseando, como afirma el diestro Uceda Leal, «el nombre de Madrid y de la escuela por todo el mundo y han dado gloria a la Fiesta y a la ciudad». Un ambiente de incertidumbre rodeaba ayer por la tarde la escuela del Batán: «No tengo miedo, sino inseguridad. Creo que saldrá adelante, pero no me cabe pensar que después de tanto tiempo nos la cierren, no pueden hacerlo», declaró el alumno Álvaro Martín. Otro de los alumnos, Jesús Mejías, confía en que «los maestros harán todo lo posible por nuestro futuro; además, aquí no se maltrata a animales, como dice Manuela Carmena».

Cifuentes buscará financiar esta «cuna de figuras»

Tras conocerse el «cerrojazo» de Carmena a la escuela, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, mostró su intención de estudiar «las posibilidades presupuestarias» por si pudiera asumir la parte de la subvención municipal, de manera que «la escuela no se pierda», ya que es «cuna de grandes figuras del toreo». No obstante, advierten desde el Ejecutivo autonómico, no hay ninguna decisión tomada al respecto. Cerradas las puertas del ayuntamiento, los responsables de la escuela confían en que esta vía termine salvando a la institución. De hecho, ambas partes prevén reunirse en los próximos días. El consejero de Presidencia y de Justicia, Ángel Garrido, avanzó que el director gerente de Centro de Asuntos Taurinos se pondrá en contacto con los tres directores de la escuela para ver en qué situación quedan y después tomar la decisión que consideren más oportuna. El futuro de la escuela, sin embargo, pasa ineludiblemente por su traslado ya que la finca de la Venta de Batán, en la que actualmente desarrollan su actividad, es municipal.

Si finalmente, la escuela alcanza un acuerdo con el Gobierno de Cifuentes una de las posibilidades que ya se han sondeado es el traslado de parte de su actividad a la plaza de toros de Las Ventas, cuya competencia es exclusivamente autonómica.

El número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, señaló además que su Gobierno está «en la defensa de una fiesta que forma parte de la tradición cultural de nuestro país y muy especialmente de la región madrileña. Así lo hemos expresado siempre que hemos tenido ocasión de hacerlo y también lo reiteramos». Tras visitar las obras de remodelación del museo de Las Ventas, Garrido –que lamentó que Carmena no tenga «intención» de apoyar la Fiesta– subrayó que «España suena a toro y los toros suenan a España. Son cosas que van muy unidas y es muy importante que al hablar de la Tauromaquia se vea la visión histórica y cultural del país».