MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
12:51
Actualizado
  • 1

El Gobierno de cristal de una alcaldesa indecisa

Los desmanes de sus concejales y las ideas «originales» enturbian sus éxitos en la ciudad.

  • La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ayer durante la celebración del pleno de adolescentes. Foto: Luis Díaz
    La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ayer durante la celebración del pleno de adolescentes. Foto: Luis Díaz
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

13 de junio de 2018. 00:58h

Comentada
M. dos Santos/ N. P. .  Madrid. 13/6/2018

Tres años después, la alcaldesa Manuela Carmena encara su último año de Gobierno con luces, sombras y un panorama que en nada se parece a la «ciudad de los abrazos» que prometió en las elecciones municipales de 2015 al frente de la variopinta amalgama de partidos y agrupaciones que es Ahora Madrid. Entre las propuestas extravagantes como que los escolares recogieran colillas o, más recientemente, que se dé empleo a los «sin papeles» por encima de los inscritos en el Inem, Carmena se ha tenido que enfrentar a la realidad de que muchas de las «sugerencias» del programa de Ahora Madrid eran irrealizables, ineficaces e, incluso, perjudiciales para la ciudad.

Pero, sin duda, lo más grave de su gestión han sido las salidas de pata de banco de sus propios concejales que, finalmente, ha tenido que atar en corto todo lo que la han dejado debido a sus decisiones. La Cabalgata de Reyes «low cost» fue el primero de los muchos desmanes de la concejala de Cultura que programó una obra para adultos en plena calle que terminó con dos titiriteros en la cárcel y retiró varios monumentos históricos por su cuenta y riesgo que tuvieron que ser repuesto.

Más grave fue la actuación de el ex concejal de Hacienda, Sánchez-Mato que junto a otros ediles de la formación ha defendido a los okupas y está investigado por prevaricación por el encargo de un informe para encausar sin éxito la gestión del Open de Tenis, y causó la intervención de las cuentas municipales por negarse a cumplir las reglas de Hacienda para todos los ayuntamientos al elaborar y ejecutar el Presupuesto, hasta el punto de que votó en contra de la propuesta final antes de dejar su puesto.

Con todo, ha sido responsable de cambios radicales pero que, en un futuro, pueden ser todo un acierto para el bienestar de los madrileños como el cierre del centro y los sucesivos planes de calidad del aire, cuya eficacia habrá que comprobar con el tiempo, o el exitoso cierre del Paseo del Prado los domingos, así como de otras propuestas que o bien no han tenido el éxito que quería, como la infrautilizada oficina anti-desahucios o la red de escuelas infantiles municipal que aún tiene que demostrar su mejora frente a la red regional.

Y, en el aire, las guerras de poder por su sucesión al frente del cartel electoral dentro de apenas unos meses, si es que la hay, puesto que incluso el PSOE quiere que sea su candidata.

LA RAZÓN le pregunta a los portavoces de PSOE, PP y Ciudadanos acerca de la gestión de la alcaldesa durante estos tres años. Estas son las preguntas:

1. 13 de junio de 2015, una cara desconocida en la esfera pública bajo las siglas de un partido sin historia tomaba posesión de su nuevo cargo como alcaldesa de Madrid. Manuela Carmena y los suyos llegaron al Ayuntamiento de la capital augurando vientos de cambio; ¿cuánto de verdad hay en esa intención de Ahora Madrid?, ¿dónde se ha materializado ese cambio?

2. La regidora ha agotado ya el 75% de su legislatura; a su parecer, ¿cuáles son las grandes cuentas pendientes de su Gobierno? (promesas incumplidas, materias olvidadas, políticas mal abordadas)

3. Ahora Madrid aún tiene un año para gobernar y ponerse al día con sus deberes al frente del consistorio; desde su partido, ¿qué asuntos entienden como más imprescindibles para el mejor funcionamiento de Madrid y, por consiguiente, exigen su abordaje más inmediato?

4. Las disputas internas en Ahora Madrid han sido una constante dentro del actual Gobierno de Madrid; ¿cómo cree que ha podido afectar esto a la formación y, sobre todo, al desgaste de la alcaldesa? ¿Repetirá Carmena?

5. Del 1 al 10, ¿qué nota merece Manuela Carmena y su equipo?, ¿por qué?

Y estas han sido sus respuestas:

El Gobierno de cristal de una alcaldesa indecisa

José Luis Martínez-Almeida, portavoz del PP: «Ha sido incapaz de gobernar en equipo»

1. Es un gobierno de eslóganes y de titulares vacíos y lo ha sido desde el principio. La social es la gran mentira de Carmena. Llegaron diciendo que en Madrid había miles de niños desnutridos y tuvieron que reconocer que era falso. Venden que amplían las partidas presupuestarias destinadas a gasto social, pero son incapaces de ejecutar el presupuesto por su nula gestión. Hablaban de desahucios masivos y tuvieron que cerrar su oficina antidesahucios por falta de casos. Han puesto en marcha dos protocolos de actuación por contaminación, pero la realidad es que hoy los niveles de polución son más altos que años atrás. Y, también, llegaron criticando las puertas giratorias, pero ya han montado con el dinero de los madrileños y con 20 millones de euros una enorme red de cooperativas para beneficiar a los suyos, que tan pronto forman parte de dichas cooperativas como trabajan para el gobierno de Manuela Carmena. El cambio, de haberlo, ha sido a peor.

2. La limpieza sigue siendo un problema, no hay más que pasear por Madrid para verlo, y tres años después no puede echarle la culpa a la herencia recibida. También el estado de las calles, su asfaltado y el pavimento, fruto de la nefasta ejecución presupuestaria. Y las promesas incumplidas, como las escuelas infantiles que ya llevan tres años de retraso o la red de 12 aparcamientos disuasorios que prometió y que no ha ejecutado.

3. Que abandone su sectarismo y comience a gestionar. Y que deje de gobernar Madrid, algo para lo que por suerte sólo queda un año. Y, también, que el PSOE abandone ese apoyo ciego a Ahora Madrid que les ha regalado durante estos tres años.

4. Lo importante no es lo que han afectado a Carmena ni a su partido las evidentes disputas internas, sino cómo ha afectado a los madrileños. La alcaldesa se ha mostrado incapaz de gobernar a su equipo; y es imposible gobernar a una ciudad como Madrid si ni siquiera eres capaz de gobernar a tu equipo. Y sí, creo que se presenta a la reelección, porque ha dicho por activa y por pasiva que no iba a hacerlo. Además, me gustaría que se presentase, porque quiero que los madrileños puedan decirle qué opinan de su gestión.

El Gobierno de cristal de una alcaldesa indecisa

Puri Causapié, portavoz del PSOE: «Sobra lentitud y falta valentía»

1. Indiscutiblemente, la ciudad de Madrid inició una gran transformación en 2015 cuando la corporación pudo conformar una mayoría de izquierdas que permitió poner freno a los gobiernos del PP. Dicho esto, también es innegable que las prioridades del Ayuntamiento, con respecto a la etapa del PP, también han cambiado, y en esto tenemos mucho que ver los socialistas. Con nuestra labor de oposición constructiva, de crítica para mejorar y no para destruir, hemos conseguido que el Ayuntamiento se centre en las necesidades reales de las mujeres y hombres de Madrid. De ahí la apuesta socialista por las inversiones en vivienda, en reequilibrio territorial, en la mejora de los servicios sociales, etc.

2. En líneas generales, el gran problema que está teniendo este equipo de Gobierno es su lentitud, su falta de gestión para transformar unos presupuestos en obras reales. En otros casos, creo que está faltando valentía para afrontar los problemas de Madrid. También nos parece especialmente preocupante sus incumplimientos en materia de creación de empleo, reindustrialización de Madrid y construcción de vivienda, ejes de actividad que han sido reclamados por el grupo socialista en numerosas ocasiones.

3. Es fundamental que Ahora Madrid ejecute los compromisos contraídos con nuestro grupo, por ejemplo, en materia de vivienda pública, en reequilibrio territorial entre distritos mediante una política activa de inversiones en equipamientos de barrio. También creemos que los servicios sociales municipales tienen mucho margen de mejora y potenciación, tras los recortes y su abandono por parte del PP. De la misma manera, nos gustaría ver encauzadas las grandes operaciones que el Grupo Socialista ha apoyado en esta legislatura, como la remodelación de la Operación Chamartín.

4. Es un hecho que Ahora Madrid no ha sido capaz de mantener una posición unitaria en diferentes temas, algunos más anecdóticos y otros evidentemente mucho más estratégicos y de calado, pero a nosotros esta división nos preocupa en tanto en cuanto amenace o complique la gobernabilidad de la ciudad. Por ejemplo, nos preocupa que por esas divisiones internas Madrid no haya tenido un borrador de presupuestos hasta el mes de mayo.

El Gobierno de cristal de una alcaldesa indecisa

Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos: «Nos deja un puñado de carriles bici»

1. La palabra que lo resume todo es fiasco, incluso para ellos mismos. El papel de Manuela Carmena ha sido el de un caballo de Troya, ya no para un partido, sino para seis formaciones políticas que, además, tienen muchos problemas internos, y eso se está viendo reflejado. Estamos a mitad de año y ni siquiera tenemos presupuestos para Madrid, los grandes temas han sido perfectamente olvidados y su gestión es la del sectarismo.

2. Si hacemos balance de la gestión del Gobierno de Manuela Carmena, nos quedamos con un puñado de carriles bici y con un proyecto de ensanchamiento de aceras. No han paralizado los desahucios como decían, no han creado una banca pública municipal como decían, no van a construir las 4.500 viviendas como decían; han hecho 0 centros culturales, 0 centros de mayores, 0 escuelas infantiles. Por tanto, el balance es nada.

3. Es imposible que en un año hagan lo que no han hecho en tres; es materialmente imposible. Sobre todo, porque este equipo de Gobierno se niega a ver la realidad: en la opinión de Manuela Carmena la ciudad de Madrid está limpia, no tenemos un problema de pavimentos, de aceras o de socavones en la calle y los proyectos están siendo abordados. Sin embargo, los madrileños no opinan igual. Es fundamental abordar la limpieza o la regeneración del espacio urbano. Cosas de política local, pero que no son las que le interesan a este equipo de Gobierno que está más preocupado por el hambre en el mundo y gastan ingentes cantidades de dinero a debatir sobre ello o a generar una red clientelar y a aumentar la plantilla de dinamizadores. Por todo, es imposible que lo aborden ahora.

4. Afecta a la alcaldesa en tanto que se demuestra que no está legitimada por su propio equipo de Gobierno, de hecho, hemos visto en muchas ocasiones como tenía más oposición dentro de su grupo que fuera. En este sentido, son también importantes los escándalos constantes provocados por su sectarismo en determinados distritos. Si ella repetirá o no, a nosotros la verdad es que nos importa poco, porque estamos más empeñados en nuestro proyecto que en mirar por el retrovisor.

Últimas noticias