MENÚ
domingo 16 junio 2019
05:10
Actualizado

El PP entra en campaña

Martínez-Almeida anuncia que realizará una desregulación y simplificación normativa sin precedentes. Díaz Ayuso se compromete con el empleo joven, la familia y contra el odio

  • El presidente del PP, Pablo Casado, presentó oficialmente a Isabel Díaz-Ayuso y José Luis Martínez-Almeida como candidatos en Madrid
    El presidente del PP, Pablo Casado, presentó oficialmente a Isabel Díaz-Ayuso y José Luis Martínez-Almeida como candidatos en Madrid

Tiempo de lectura 5 min.

14 de enero de 2019. 07:36h

Comentada
Nuria Platón 14/1/2019

ETIQUETAS

Desvelada la incógnita de quiénes serían los candidatos, el Partido Popular, aún en buena parte sorprendido por la elección de dos «avatares» de Pablo Casado, se sacudió ayer la pereza y se puso manos a la obra para poner en marcha la maquinaria electoral para el próximo 26 de mayo. El presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero, dejó bien claro desde el comienzo de su discurso durante la presentación de Isabel Díaz Ayuso como cabeza de lista a la Comunidad de Madrid, y de José Luis Martínez-Almedia como su homólogo en el Ayuntamiento de la capital, que «nos van a tener a todos detrás». «Somos el PP de Madrid y los madrileños saben quiénes somos, nuestros programas y nuestras propuestas que siempre se hacen. Ya hemos empezado a ganar las elecciones», afirmó con rotundidad.

No en vano, las palabras tanto de García-Escudero como de los candidatos y del presidente nacional, Pablo Casado, recordaron los grandes hitos del PP en Madrid y los grandes proyectos que, aún a medias, van a recuperar de cara a los comicios de mayo. En la convención del partido que tendrá lugar el próximo fin de semana presentarán las ideas que acompañarán el lema que, de momento, han elegido los candidatos para la pre-campaña «Ilusión por Madrid», pero ya han comenzado a desgranar algunas de las propuestas que más adelante se plasmarán en los respectivos programas de Gobierno.

En concreto, el presidente del PP nacional, apuntó al fomento del coche eléctrico o a ampliar Ifema, así como mejorar las infraestructuras para facilitar la movilidad de los madrileños. Cuestiones todas ellas que contrapuso a las medidas que el Gobierno de Manuela Carmena está realizando en Madrid, donde impide el paso a los coches sin dar alternativas y cede la gestión del Palacio de Congresos en lugar de ampliar y convertir Ifema en la mayor feria de Europa. «Madrid siempre ha sido el laboratorio de las mejores ideas, que luego nos acaban copiando en todas partes», recordó Casado.

Más concreto fue el aspirante a alcalde, José Luis Martínez-Almeida, que con el mismo todo mordaz y entusiasta que pone cuando se enfrenta a la alcaldesa en el pleno de Cibeles, anunció el «asalto» a la Alcaldía con una receta que, hasta ahora que ha sido confirmado como candidato, no había querido revelar. «Quiero un Madrid más libre, que la sociedad sea el motor y no el ayuntamiento quien decida hacia donde se va». Para ello, el Gobierno que liderará «dentro de 133 días», va a acompañar esa libertad «con una desregulación y simplificación normativa sin precedentes en el Ayuntamiento de Madrid».

Tomará así Almeida el relevo de las políticas de los anteriores alcaldes populares, José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella, que fueron implementando mejoras en la burocracia municipal como la declaración responsable, que permite abrir directamente un negocio sin esperar a la licencia del consistorio, o la agencia de gestión de licencias que tramita todo lo necesario para ello. «Para decir a todos que Madrid es una ciudad abierta a la que tienen que venir», añadió el candidato popular al consistorio. Todo ello revocando la subida de impuestos con la que «un Ayuntamiento con mil millones de superávit» ha gravado a los madrileños con 347 millones más.

Andrea Levy, Antonio González-Terol y Adolfo Suárez Illana recibieron elogios de Casado
- Andrea Levy, Antonio González-Terol y Adolfo Suárez Illana recibieron elogios de Casado

También Isabel Díaz-Ayuso avanzó varios de los compromisos que adquiere en sus primeras horas como candidata a la Comunidad de Madrid. Para empezar afirmó que estará en «todas las presentaciones de los candidatos a alcalde» para conquistar los municipios. No en vano tiene la difícil tarea de ser candidata mientras hay un presidente del Partido Popular en el Gobierno regional, un amargo trago para el perdedor como ya vivió Ignacio González con Cristina Cifuentes, y que Díaz-Ayuso anticipó no demasiado acertadamente agradeciendo el trabajo que están dejando los actuales consejeros al «nuevo equipo que entra en la Comunidad». Así, esa «herencia excepcional» que reconoció al pronto ex presidente regional, Ángel Garrido vino acompañada de un «porque todos estos meses vamos a trabajar juntos».

Al margen del puro trabajo político dentro del partido, la candidata a la Comunidad también avanzó varias promesas de cara a los votantes, tanto a los que se fueron «que saben que ésta siempre ha sido su casa», como a los que «nunca se fueron». La primera de ellas apunta a los jóvenes, con los que anunció «tenemos que hacer un contrato social con educación, formación y tecnología, para darles todas las herramientas a su alcance para que lideren su vida a través de sus capacidades». En esta misma línea apuntó a la necesidad de volver a atraer el talento y fomentar a los autónomos porque «el empleo y la economía como siempre será la bandera fundamental del PP». Todo ello sin olvidar lo «urgente y lo importante», que es el pilar fundamental de la sociedad, en referencia a la familia, para lo que avanzó se fomentarán políticas de conciliación y también seguirá defendiendo la educación en libertad y cerrar la brecha digital.

Por otro lado, su segundo compromiso fue para combatir el odio. «Aquí no va a haber Oteguis, no va a haber actos promoviendo antisemitismo, aquí no va a haber actos promoviendo el odio hacia otros», aseguró. «Madrid va a ser el muro contra el independentismo y contra el populismo», unos odios que, según denunció que han intentado introducir en las instituciones fuerzas como los nacionalistas catalanes o Podemos. «Hay que decirles a los votantes que Madrid sin el PP no sería la mejor comunidad para vivir y que la región o es del PP o es de la izquierda», concluyó.

Además, Díaz-Ayuso recogió el elogio de Martínez-Almeida que agradeció que ella sea la otra parte del tique electoral madrileño y, ante el carácter colchonero de su compañero en el consistorio –que García-Escudero introdujo como la primera de sus virtudes–, reafirmó que es «del Madrid» por lo que tienen cubiertas todas las aficiones entre los dos.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido recibió una ovación en pie de todos los presentes
- El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido recibió una ovación en pie de todos los presentes
Ovación a Garrido y agradecimientos a Esperanza Aguirre

Al presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se le hizo ayer un poco menos amargo el trago de que le quiten la silla cuando aún está en el cargo. Todo el auditorio le ovacionó en pie nada más comenzar el acto de presentación de los candidatos para reconocer, como dijo el presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero, que tomó las riendas del Ejecutivo regional en una situación crítica. De él dijo también Pablo Casado que es «uno de los mejores y en este partido no estamos tan sobrados de talento como para no decir que necesitamos a los mejores, y tu eres uno de ellos». Además, tanto Casado y como el candidato municipal José Luis Martínez-Almeida, agradecieron a la ex presidenta regional y del PP madrileño, Esperanza Aguirre, todo lo que han hecho por ellos y por la comunidad.

Últimas noticias