El PSOE deja a Carmena sin Plan Financiero

Los socialistas podrían bloquear la ruptura del techo de gasto propuesta por Ahora Madrid

La alcaldesa, Manuela Carmena
La alcaldesa, Manuela Carmena

Los socialistas podrían bloquear la ruptura del techo de gasto propuesta por Ahora Madrid

El Plan Económico-Financiero 2016/2017 presentado ayer por el delegado de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato, obtuvo ayer dictamen desfavorable en la comisión del ramo por la abstención del PSOE. El portavoz de los socialistas, Julio Ransés Pérez, señaló que le «gusta la música» pero no lo suficiente para apoyar una acción que, de no salir adelante en el Pleno, supondría, según el Ejecutivo de Carmena, hacer frente a recortes sobre lo presupuestado por valor de 430 millones de euros. Según los números esbozados por Sánchez Mato, los recortes serían de 10 millones de euros en personal; 165,3 millones en gastos corrientes de bienes y servicios, entre los que se incluirían los 30 millones del Fondo de Reequilibrio Territorial o 32 millones en ayuda a domicilio; 55,5 millones en transferencias corrientes; 192,5 millones en inversiones reales y 6,2 millones en transferencias de capital. Carlos Sánchez Mato resumió la problemática señalando que «cumplir la Ley», es decir, no superar el techo de gasto fijado, y hacerlo sin recortar es «imposible». «Votar en contra o abstención es votar a favor de los recortes», subrayó.

El PSOE se abstuvo frente a PP y Ciudadanos, que votaron en contra dejando solo a Ahora Madrid en el respaldo a este plan para los años 2016 y 2017. Habrá que esperar, por tanto, al Pleno de la próxima semana para conocer la postura definitiva de los socialistas quien, en boca de su portavoz de Economía, Ransés Pérez, insistió en la necesidad de debatir más antes del Pleno.

El Plan Económico Financiero fue presentado en la Junta de Gobierno de la pasada semana. El Gobierno de Carmena dio este paso a iniciativa propia y anticipándose a lo que pueda suceder, con el fin de situar el techo de gasto más alto, «sin comprometer ningún elemento que se está cumpliendo», dado que se prevé más gasto social e inversión en infraestructuras y servicios públicos, al tiempo que se registrarán importantes superávits y una reducción progresiva y mantenida de la deuda. Así lo explicó Sánchez Mato al detallar que el plan ha sido elaborado por el consistorio «para dejar constancia frente al Ministerio de Hacienda de que el Ayuntamiento cumplirá las normas de estabilidad presupuestaria».

El portavoz de Economía del PP, José Luis Moreno, vaticinó a este respecto que el Ministerio de Hacienda no va a aprobar el Plan «ni harto de copas de vino», lo que se traducirá en una «pérdida de autonomía del Ayuntamiento». El edil concretó que en 2015 se incumplió la regla de gasto en 16 millones pero que esta cantidad sube a 349 millones en 2016 y en 222 en 2017, hasta sumar 588 millones. «Su plan es papel mojado, aunque lo aprobara el Pleno el Ministerio lo tiraría», aseguró. Moreno añadió que en el informe presentado se recogen subidas de impuestos (IBI, IAE e ICIO) por 64 millones en 2016 y 73 millones en 2017, además de la eliminación de bonificaciones y «culpan al PP de la bajada de impuestos y del reintegro de la paga extra». Fuentes del PP precisan, además, que el informe de la intervención general del Ayuntamiento señala que el plan no cumple con los estándares fijados en la Ley.

El portavoz de Ciudadanos en la comisión de Economía, Miguel Angel Redondo, también expresó «serias dudas» sobre que el plan vaya a ser aprobado por Hacienda. «Han hecho un escenario a su medida, con una crítica a los acreedores financieros o contra la anticipación de deuda diciendo que provoca graves consecuencias en la prestación de servicios públicos». «Parece un manual de Izquierda Unida», concluyó Redondo. Europa Press