La estatua ecuestre de la Plaza Mayor de Madrid será Bien de Interés Cultural

Es el único elemento de la Plaza Mayor que no estaba catalogado como BIC, y es que cuandose dio a la la Plaza Mayor la categoría de Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional, no se mencionó entre los elementos de valor

Es el único elemento de la Plaza Mayor que no estaba catalogado como BIC, y es que cuandose dio a la la Plaza Mayor la categoría de Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional, no se mencionó entre los elementos de valor

La Comunidad de Madrid incoa un expediente para declarar la estatua ecuestre de Felipe III de la Plaza Mayor Bien de Interés Cultural (BIC). Este anuncio, publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), se enmarca en el cuarto centenario de la céntrica plaza.

La estatua es el único elemento de la Plaza Mayor que no estaba catalogado como BIC, y es que cuando el 26 de abril de 1985, a través de un Real Decreto, el Ministerio de Cultura dio a la la Plaza Mayor la categoría de Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional, no se mencionó entre los elementos de valor la estatua del monarca. En el plano anexo al citado decreto aparecen tramados y delimitados únicamente los edificios cuyas fachadas daban a la plaza, los arcos y callejones de acceso. Sin embargo, los espacios públicos, la estatua ecuestre y el viario circundante no aparecen como elementos a proteger en el plano.

Desde la Comunidad defienden que, debido a este vacío existe “una inseguridad jurídica respecto al régimen de protección legal de ese elemento y su vinculación con la Plaza Mayor”. Es por eso que para “clarificar su situación legal ya la vez señalar su importancia histórica y artística” desde la Dirección General de Patrimonio plantean ahora una protección “independiente y expresa” del monumento dedicado a Felipe III al que califican como “una de las piezas más importantes de la escultura manierista y una de las pocas que subsisten en Europa de este periodo”.

Así, una vez que el monumento se declare BIC se considerarán “incompatibles con la correcta conservación del del bien los usos que le afecten negativamente, pongan en peligro su integridad u oculten el monumento de manera abusiva”. Además, “de acuerdo con su carácter de bien inmueble vinculado al espacio de la Plaza Mayor de Madrid, se evitará su desplazamiento o traslado a otros lugares”.

La estatua lleva presidiendo la plaza desde 1848, cuando la reina Isabel II, a petición del concejal Mesoneros Romanos, ordenó su traslado desde el palacete de la casa de Campo. “El rey aparece con rostro joven y sonriente, mostrando serenidad. Lleva la cabeza descubierta y se protege con media armadura ” subrayan en el BOCM. “Destaca el cuello con gran gola y elementos iconográficos de procedencia diversa que indican el rango del personaje” concluyen.