La integración de los agentes de movilidad en la Policía

La Razón
La RazónLa Razón

No sólo hay un factor que provoca un caos circulatorio como el de ayer. Aparte de la falta de inversión en infraestructuras –sin la que será imposible solucionar el problema del norte de la capital, por muchos agentes que pongan–, creo que ya han pasado muchos años para que sea una evidencia lo que desde CPPM llevamos denunciando desde hace mucho. El experimento de los agentes de Movilidad ha sido un fiasco. Se suponía que iban a ser 1.500 y en su máximo apogeo llegaron a los 1.300. La cifra actual, sin embargo, es desoladora: sólo conforman el Cuerpo de Agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid 658 agentes. Pero eso no significa que éstos estén a diario en las calles de la capital porque hay que restar a los que estén de libranza, permisos, bajas o asuntos propios, por lo que serán el 75 por ciento de la plantilla, dividido en tres turnos, es decir, unos 150 agentes al día. Aunque tengan categoría de agente de la autoridad, requieren de la presencia de Policía Muncipal para hacer detenciones, alcoholemias... Entre que son cada vez menos (evidentemente no dan abasto) y que la L.O. 9/2013 de control de deuda comercial no permite tasa de reposición en los colectivos que no son de emergencias, lo ideal sería integrar la plantilla del Cuerpo de Agentes de Movilidad en la Policía Municipal a través de un concurso oposición restringido. Al ser un solo cuerpo estaría mejor coordinado porque ahora el tráfico depende de dos concejalías. Además, si se incorporaran a la Policía Municipal también mejoraría el problema de falta de efectivos y de plantilla que existe en el Cuerpo de Policía Municipal de Madrid. Todo lo que sea mejorar la coordinación y las condiciones de trabajo de los funcionarios recaerá en el ciudadano. Definitivamente, deberíamos sentarnos todos a hablar de una vez.

(*) Portavoz del sindicato colectivo de la Policía Municipal de Madrid (CPPM)