La oposición carga contra la ambigüedad de Carmena frente al desafío catalán

Aguirre y Carmena, juntas en el día de la Almudena
Aguirre y Carmena, juntas en el día de la Almudena

Aunque Carmena suele evitar pronunciarse sobre asuntos que estén fuera de la gestión del Ayuntamiento de Madrid y se empeña en insistir en que ella no es política, sí tiene opiniones.

Aunque Manuela Carmena suele evitar pronunciarse sobre asuntos que estén fuera de la gestión del Ayuntamiento de Madrid y se empeña en insistir en que ella no es política y se define como una ciudadana que está de paso por la política, sí tiene opiniones –y no cualquiera– sobre cuestiones tan candentes como el desafío independentista. La alcaldesa de Madrid ayer sí quiso pronunciarse sobre la ofensiva independendista del Parlamento catalán al asegurar que a su juicio la solución debe afrontarse con un referéndum en esta comunidad autónoma y no en el conjunto de España, argumentando que es “como si para un divorcio se exigiera que estuvieran los dos de acuerdo”. A su juicio, el “camino” es una votación como la de Quebec, ya que allí este procedimiento frenó el secesionismo. Las palabras de Carmena han tenido una dura y unánime contestación por parte de la oposición en bloque.

La portavoz del Grupo Municipal Popular y presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha calificado de “escándalo” la opinión de Carmena. Afirmó en declaraciones a la Prensa que “parece mentira” que una jurista como la alcaldesa “esté reconociendo el derecho de secesión, que no reconocería siquiera esa hipotética república independiente de Cataluña, que a partir de ayer la señora Forcadell y sus secuaces quieren construir”. Por parte del PSOE (partido que apoyó a Carmena en su investidura como alcaldesa), la portavoz socialista, Purificación Causapié, aseguró que con el independentismo “no pueden dejarse puertas abiertas a ninguna suposición” y añadió que lo ocurrido en el Parlament fue “un ataque claro a la democracia”. Finalmente, la portavoz de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís, también se ha querido dirigir a Carmena para decirle que en la cuestión del independentismo catalán “no caben los grises, o estás a favor de la unión de España o estás en contra”. “¿Qué le parecería a Manuela Carmena si el distrito de Carabanchel o el de Villa de Vallecas se quisiera separar del resto de Madrid? ¿O que el de Salamanca decida que paga más impuestos y que por tanto no quiere solidarizarse con el resto de vecinos?”, se preguntó la portavoz del partido de Albert Rivera en Madrid.