Los padres de una víctima del EI piden más implicación de los Gobiernos

Los padres de la cooperante estadounidense víctima del Estado Islámico (EI) Kayla Mueller han recordado hoy la figura de su hija y han pedido a los Gobiernos que hagan todo lo posible por ayudar y salvar la vida de los "inocentes"que siguen retenidos y pongan fin al terrorismo yihadista. Carl y Marsha Mueller han intervenido en la primera jornada del I Congreso Internacional sobre Libertad Religiosa, organizado por las plataformas civiles MasLibres.org, (perteneciente a HazteOir.org) y CitizenGO, que ha sido inaugurado por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y la defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Bajo el lema "Todos somos nazarenos", el Congreso reunirá hasta el domingo a víctimas provenientes de Siria, Irak, Pakistán, Egipto, Reino Unido y Nigeria.

Kayla Mueller, de 26 años y miembro de la ONG "Support to Life", trabajaba con voluntarios españoles de Médicos sin Fronteras en la zona fronteriza entre Turquía y Siria, cuando fue secuestrada en agosto de 2013 por el Estado Islámico y en febrero de 2015, tras 18 meses retenida, murió en el transcurso de un bombardeo.

Sus padres han leído una carta que ella les escribió antes de morir en la que les decía que no negociaran su liberación: "esto no debe ser vuestra carga", decía la joven en la misiva en la que también afirmaba que la estaban tratando "con respeto".

"Todavía tengo mucho por lo que luchar, voy a seguir luchando, no me he hundido", señalaba la joven cooperante en la carta leída por sus progenitores, visiblemente emocionados.

"Le atormentaba el sufrimiento de los demás", han asegurado los padres de la cooperante, de quien también han resaltado que apreciaba todas las libertades y sentía injusticia cuando los ciudadanos no podían disfrutarlas.

Antes de la intervención de los padres de la cooperante fallecida, en la inauguración de la jornada, Soledad Becerril ha resaltado que son muchos los cristianos perseguidos en países de mayorías musulmanas.

En este sentido, ha afirmado que la comunidad musulmana debe ser "nuestra aliada".

"Creo que tendríamos que llevar nuestras repulsas ante todos los organismos internacionales y ante los gobiernos que callan y toleran", ha aseverado Becerril.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid se ha pronunciado contra el genocidio religioso y la persecución por motivo de creencias y ha afirmado que la religión es "uno de los puntos de referencia en el horizonte cultural del hombre".

El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, ha comentado que el Congreso Internacional tiene como objetivo que el mundo escuche a las víctimas directas, que se juegan la vida por mantener en pie "una cultura milenaria que agoniza".

Al Congreso estaba prevista la participación de algunas de las jóvenes nigerianas secuestradas por Boko Haram que lograron escapar, pero, finalmente, no han podido asistir.