Los pisos turísticos de Madrid en el limbo un año más

El Ayuntamiento de Madrid prorroga la moratoria de licencias en los distritos centrales

La mayoría de pisos turísticos se encuentran en la zona centro de la capital
La mayoría de pisos turísticos se encuentran en la zona centro de la capital

El Ayuntamiento de Madrid prorroga la moratoria de licencias en los distritos centrales.

Hace un año, el Ayuntamiento de Madrid estableció una moratoria para paralizar la concesión de licencias de Viviendas de Uso Turístico (VUT) en once de los 21 distritos –Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí, Moncloa-Aravaca, Latina, Carabanchel y Usera–, con el objetivo de limitar la proliferación de éstos y mientras estudiaba cómo hacer esta limitación permanente. En concreto, se inició la apertura de un expediente para elaborar un Plan Especial que se aprobó inicialmente el pasado 26 de julio.

En él se establecía, entre otras cuestiones, que las VUT debían tener un acceso independiente y licencia de hospedaje, lo que supone en la práctica la desaparición de esta figura. Es por ello que asociaciones como Madrid Aloja, entre otros, presentaron más de 600 alegaciones que, actualmente, aún no han sido contestadas por los servicios técnicos municipales que continúan analizándolas una a una. Además, están estudiando a su vez el contenido de los informes sectoriales recibidos.

También se encuentran a la espera del Informe de Evaluación Ambiental Estratégica que tiene que emitir la Comunidad de Madrid y es preceptivo y determinante, por lo que ha sido necesario prorrogar la moratoria que tenía un plazo inicial de un año, según explicó ayer el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. Una decisión que envía al «limbo» de nuevo a todos los propietarios y gestores de estos pisos que no saben aún qué va a pasar con ellos.

Con todo, Calvo se mostró confiado y avanzó que esperan poder elevar al pleno municipal del próximo mes de febrero el texto definitivo del Plan Especial, aunque reconoció que aún es necesario preparar el informe técnico de análisis de alegaciones e informes sectoriales, así como el informe de propuesta. Además, si hay modificaciones sustanciales deberá someterse el Plan Especial de nuevo a información pública. «En todo caso no debería retrasarse más allá del mes de marzo», señaló el delegado.

Junto a esta regulación, Calvo avanzó los resultados hasta la fecha de la otra «pata» del plan municipal para poner coto a las Viviendas de Uso Turístico: las inspecciones. Así, el consistorio madrileño ha revisado, ya sea por denuncia de vecinos o de oficio, 12.000 VUT de las cuales 500 han sido sancionadas y han cesado su actividad por no tener licencia. «El resultado ha sido que han vuelto al alquiler estable, lo que conduce a una bajada de precios y a un efecto contagio, que se produce tanto al alza como a la baja», apuntó el delegado.

Por otro lado, el Ayuntamiento someterá a consulta pública una nueva ordenanza par ala erradicación de la violencia machista en Madrid, que aglutinará toda la normativa internacional, nacional y autonómica, así como los compromisos y obligaciones del consistorio en materia de violencia machista y la asistencia a las víctimas.