Carmena tendrá el alta en 24 horas tras operarse la fractura del tobillo

La alcaldesa fue intervenida ayer con éxito en el Hospital de la Princesa. Ha sufrido dos caídas en tres meses

Manuela Carmena informó de la caída en su cuenta de Instagram
Manuela Carmena informó de la caída en su cuenta de Instagram

La alcaldesa fue intervenida ayer con éxito en el Hospital de la Princesa. Ha sufrido dos caídas en tres meses.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, fue operada ayer con éxito de la fractura en el tobillo derecho que sufrió el pasado viernes al caerse en su vivienda. La intervención quirúrgica, que se realizó en el Hospital de la Princesa, consistió en fijar la zona fracturada, el tobillo derecho, mediante «osteosíntesis con placa y tornillo», es decir, se han unido los fragmentos del hueso fracturado con elementos metálicos.

Según detalló ayer la primera teniente de alcalde y alcaldesa en funciones, Marta Higueras, al no haber sufrido deplazamiento en los huesos tras la caída «era una intervención relativamente sencilla dentro de lo que es una operación de tobillo». Así, según el parte médico distribuido por el Ayuntamiento de Madrid, Carmena ya se encuentra ingresada en planta en el centro hospitalario y podrá ser dad de alta entre 24 y 48 después de la intervención si no se producen complicaciones. Higueras añadió que cuando finalice el período de observación irá a casa «escayolada y a recuperarse».

La del pasado día 21 de diciembre es la segunda caída de la regidora en su domicilio en apenas tres meses, después de que en septiembre tropezase con unos cables y se golpease la cabeza, sufriendo una brecha profunda en la frente que obligó a aplazar una semana el Debate sobre el Estado de la Región. Entonces también fue atendida en el Hospital de la Princesa donde le realizaron pruebas que descartaron daños mayores en la cabeza. Anteriormente, Carmena había sido ingresada en dos ocasiones más en este centro. La primera de ellas, en 2016, al regresar de un viaje de trabajo a Bolivia al sufrir una gastroenteritis durante el vuelo que aconsejó su ingreso hospitalario. Posteriormente, ese mismo año, tuvo que suspender un pleno municipal debido a que experimentó visión borrosa por lo que se temió que estuviese sufriendo un ictus. Finalmente se descartó este extremo y se comprobó que había sido una complicación de la medicación que toma habitualmente para la hipertensión que sufre.