Madrid: Más de 200 pisos turísticos denunciados en 1.600 metros

Los vecinos de Centro activan una propuesta para forzar a Carmena a convocar una consulta sobre una moratoria de licencias de plazas turísticas.

Los vecinos de Centro activan una propuesta para forzar a Carmena a convocar una consulta sobre una moratoria de licencias de plazas turísticas.

La multiplicación de las viviendas y apartamentos turísticos en el centro de la capital ha llevado a los residentes –a los que aún quedan en el distrito– a organizarse para frenar este fenómeno en la medida de lo posible. Un plan de actuación con dos frentes: las denuncias contra los pisos que no cuentan con los permisos necesarios y la petición de una moratoria que paralice la concesión de licencias.

Un puñado de cifras sirve para comprender la dimensión del problema. Según el padrón municipal, los barrios del centro han perdido 10.000 vecinos desde 2010. Frente a los 149.178 habitantes del distrito hay una oferta de 73.878 plazas turísticas, o lo que es lo mismo, ya es cierta la posibilidad de un turista por cada dos vecinos. La compraventa de viviendas ha crecido un 79% y el precio de un alquiler en los barrios históricos se ha disparado en el entorno del 40%. Frente al horizonte que dibujan estos datos, el tejido asociativo del corazón de la capital ha puesto encima de la mesa un planteamiento con el que forzar al Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) a tener que aprobar una moratoria. La FRAVM y varias asociaciones vecinales, la plataforma Lavapiés ¿dónde vas?, Ecologistas en Acción, PAH Madrid y el Sindicato de Inquilinos han llevado su batalla al portal de participación creada por el Gobierno municipal. La propuesta que han registrado exige que el consistorio paralice la concesión de licencias. Tendría un alcance integral al concernir a viviendas turísticas, hoteles, apartamentos turísticos, pensiones y hostales que no dispongan de permiso en ese momento. Durante el que tiempo que se prolongase la moratoria, el Gobierno municipal debería redactar un plan especial de ordenación turística de la ciudad tras haber elaborado un censo completo del número y tipo de plazas turísticas existentes en la ciudad.

¿Cuanto tiempo debe prolongarse la moratoria? Según sus impulsores, el parón en la concesión de licencias debería estar activo durante un año, aunque con la posibilidad de prolongarlo durante otro año adicional. Según Belén García, de Ecologistas en Acción, el objetivo que persiguen es promover una regulación que «proteja el derecho a la vivienda» por parte de los ciudadanos. Para los impulsores de la iniciativa no hay elección: «Moratoria o barbarie», asegura la web en la que explican su petición.

Si esta propuesta ciudadana alcanza la cifra de los 27.064 apoyos, deberá someterse a consulta entre el conjunto de los empadronados en la capital. En apenas cuatro días, ya suma el 6% de los votos necesarios.

La lucha de los vecinos de Centro no acaba aquí. Con la intención de dar la batalla puerta por puerta, quieren que todo aquel que detecte que hay algún piso ilegal en su comunidad de vecinos, sin permiso para dedicarse a un fin lucrativo, lo ponga en conocimiento del Ayuntamiento. De momento, ya han sido trasladadas al consistorio y a la Junta Municipal de Centro un total de 203 denuncias, que se corresponden con otros tantos pisos ilegales ubicados en una veintena de edificios. En el número 1 de la calle Juanelo, por ejemplo, la plataforma Lavapiés, ¿dónde vas? ha constatado que sus 14 viviendas están dedicadas a uso turístico. Ocurre lo mismo en el 6 de la calle Calvario: un inmueble dedicado íntegramente a 11 apartamentos turísticos que, según asegura esta plataforma, no cuentan con licencia de cambio de uso residencial de vivienda a terciario hospedaje en el Sistema de Información de Urbanismo del Ayuntamiento. Dentro de esta nómina de edificios ya denunciados figuran pisos e inmuebles de las calles de Jesús y María, Santa Ana, Olivar, Atocha, Conde de Romanones, Lavapiés o Arganzuela. Les separan apenas unos centenares de metros. De esos 18 edificios puestos en conocimiento de las autoridades, diez están dedicados íntegramente a viviendas o apartamentos turísticos mientras que el resto, otros ocho, tienen al menos el 50% de su espacio enfocado a esta actividad.

En las denuncias formuladas ante el Ayuntamiento de Madrid, los impulsores de la moratoria argumentan que estos pisos, por ubicarse su edificio dentro de la Zona 1 de Protección del Patrimonio Histórico, le son de aplicación determinadas condiciones «para el uso complementario Terciario Hospedaje», entre ellas, «la exigencia de contar con acceso independiente». En todos los casos denunciados –ver gráfico–, las viviendas no cuentan en ningún caso con dicho acceso independiente ni tienen posibilidad de crearlo, por lo que, según dice el modelo de denuncia colgado en la página web lavapiesdondevas.wordpress.com, «es legal y materialmente es imposible el cambio de uso y la obtención de la preceptiva licencia de actividad».