Más Madrid quiere extender Madrid Central a otros municipios

Anuncian su «plan verde», en el que plantean replicar por toda la Comunidad la restricción de coches hasta «diez, cien o mil veces» si fuera necesario.

Un asistente al mitin de Madrid Río, ayer, con una de las publicidades electorales de Más Madrid. Foto: JESÚS G. FERIA
Un asistente al mitin de Madrid Río, ayer, con una de las publicidades electorales de Más Madrid. Foto: JESÚS G. FERIA

Anuncian su «plan verde», en el que plantean replicar por toda la Comunidad la restricción de coches hasta «diez, cien o mil veces» si fuera necesario.

«Quiero extender Madrid Central. Me gusta respirar mejor y lo quiero para Coslada, para Alcorcón... que se preparen diez, cien, mil Madrid Centrales», anunció ayer Íñigo Errejón, candidato a la Comunidad de Madrid, por el partido que ha formado junto a Manuela Carmena, Más Madrid.

Desde Madrid Río han presentado su programa medioambiental. Errejón hizo alusión a su padre que siempre ha defendido que la política sin ocuparse de la tierra, la vida y el aire no vale para nada. Se trata de «liderar la transición ecológica» y dar todos los pasos que no ha dado no un gobierno regional sino «tres presidentes como si fueran una banda de saqueadores que se han ido turnando», subrayó y que se rigieron por «la ley de la selva», a la que hay que dar la vuelta con «la solidaridad de la gente de abajo, por la de la gente decente».

De acuerdo con Errejón, el primer paso que daría con un gobierno progresista en la Comunidad sería una declaración de emergencia climática, al estilo de la presentada por Jeremy Corbyn en el Parlamento británico y que le causa «envidia». Este sería un primer paso para, después, elaborar una Ley de Cambio Climático, con una vicepresidencia de transición ecológica. La iniciativa pretende, entre otras cuestiones, «reducir las emisiones contaminantes en un 50 por ciento para el 2030 y el 100 por ciento para el 2050», potenciar «las energías renovables». También propuso crear una «economía verde» en la región que cree trabajo en este sector, así como organizar un plan de «rehabilitación energética de viviendas» para acondicionar «150.000 casas» con hasta «40.000 empleos verdes» fruto de ese trabajo, o planificar una economía de «residuos cero». Igualmente, prometió establecer puntos de recarga de vehículos eléctricos, potenciar el transporte público.

«Hay que planificar, un verbo que le produce urticaria al PP», aseveró el candidato. El dinero necesario para poner en marcha todas estas iniciativas, 400 millones, pretenden conseguirlos de «lo que el PP regala a los 4.000 tipos más ricos». «Nos deben mil millones al año», concretó. Y es que hay que asumir la transición ecológica porque «no se puede esperar más», añadió.

Errejón destacó que otra de sus medidas es una apuesta por la compra pública de alimentación sostenible para hospitales, escuelas infantiles o centros de la administración. Sus últimas palabras fueron para animar a llenar el Madrid Arena el sábado y para recordar a los asistentes que tenían una misión. «No habéis acudido a aplaudir, sino a adquirir un compromiso cívico». Así, pidió a cada asistente conseguir diez votos más entre familiares, amigos y compañeros de trabajo. «Si todos votamos, Manuela Carmena volverá a ser alcaldesa y le pondremos fin a 25 años de privatizaciones, falta de empleo, saqueo y robo en la Comunidad. No hay que relajarse», concluyó.

Por su parte, la alcaldesa, Manuela Carmena, dirigió su intervención principalmente a recordar su gestión y a «rendir cuentas» –como ella misma lo expresó– ante los madrileños. En la parte verde, afirmó que cree que el siglo XXI «tiene un compromiso con el mundo de la ecología y de la sostenibilidad» y que «los que venís detrás» tenéis la tarea de «hacer el mundo sostenible».

Los detalles sobre las propuestas para la ciudad de Madrid los ofreció Inés Sabanés, quien anunció la puesta en marcha de una futura «vía de circunvalación de transporte público» que uniría «todos los distritos exteriores de la M-30, con una gran plataforma de transporte público en bus». O lo que es lo mismo, una especie de M-35 que una los distritos periféricos con autobuses de gran capacidad y carriles-bici. Sabanés defendió su Plan A de Calidad del Aire y Madrid Central y propuso generar infraestructura verde, como por ejemplo crear azoteas para reducir el efecto «isla de calor» o reducir y reutilizar residuos.