Política

Misa en honor a la Virgen de la Altagracia, celebra la colonia dominicana en Madrid

El Padre Daniel Guerra, es felicitado por el embajador dominicano Olivo Rodríguez Huertas, por su reciente nacionalidad dominicana
El Padre Daniel Guerra, es felicitado por el embajador dominicano Olivo Rodríguez Huertas, por su reciente nacionalidad dominicana

El domingo 20 de enero se celebró en la Parroquia de Santa Teresa y San José de Madrid una eucaristía solemne en conmemoración del día de la Virgen de la Altagracia, madre protectora y espiritual del pueblo dominicano. Esta misa, fundada por el sacerdote español Daniel Guerra Sancho en 1994, se ha convertido en sagrada tradición anual para la comunidad dominicana residente en España.

La misa, cuya organización estuvo a cargo del grupo de Alta gracianas de Madrid, tuvo un marcado carácter caribeño con canticos religiosos acompañados de güira y tambor, numerosas ofrendas a la Virgen, incluyendo una canasta de alimentos típicos dominicanos y la entonación del himno nacional de la República Dominicana.

El culto fue oficiado por el párroco Antonio Beneitez, quien estuvo acompañado en el altar por los sacerdotes Daniel Guerra Sancho, Juan Jesús Sánchez, Alfonso Díaz, Héctor Sánchez, Matías Almonte y el padre superior provincial de los Carmelitas Descalzos, Miguel Márquez. A la cita también asistieron representantes del cuerpo diplomático y consular de la República Dominicana, encabezados por el embajador de la República Dominicana ante el Reino de España, Olivo Rodríguez Huertas.

Tras la ceremonia religiosa, el embajador Rodríguez Huertas pronunció un sentido discurso en el que exaltó la extraordinaria trayectoria de servicio y entrega del padre Daniel Guerra Sancho al pueblo dominicano y anunció, que en virtud de la misma, el presidente Danilo Medina le concedió la nacionalidad dominicana, a título de naturalización privilegiada, mediante el Decreto 8-19, de fecha 4 de enero de 2019.

La noticia del otorgamiento de la nacionalidad dominicana al padre Daniel fue recibida con gran júbilo por los cientos de feligreses que asistieron a la misa. Entre estos, se encontraba la destacada y galardonada artista dominicana Ángela Carrasco quien interpretó, y dedicó al padre Daniel, la canción Es más que amor del musical Jesucristo Superstar.

El padre Daniel Guerra Sancho es un sacerdote de la orden de los Carmelitas Descalzos, quien ha dedicado gran parte de su vida a la República Dominicana, donde desempeñó, a partir de 1954, su labor pastoral en Sabana de la Mar, en la sección La Torre de la Provincia de La Vega y en Santo Domingo. Durante su estancia en el país, participó en las causas libertarias contra la dictadura de Trujillo, poniendo en riesgo su propia vida, siendo expulsado de suelo dominicano en 1960.Tras la caída de la dictadura trujillista, regresó a la República Dominicana para dedicarse a labores de solidaridad social, espiritual y educativas. Retornó a España en la década de los 80 donde conectó con la incipiente inmigración dominicana a cuya fortaleza material y espiritual se ha entregado en cuerpo y alma. Fundó la Asociación Virgen de La Altagracia en 1994 y ha oficiado, ininterrumpidamente desde entonces, la celebración de la festividad litúrgica de la Virgen de la Altagracia en Madrid.