MENÚ
jueves 24 enero 2019
04:31
Actualizado

Otro desafío del 15-M

Los indignados regresan a Sol este fin de semana con una manifestación y talleres. Actos que no cuentan con el permiso del Ministerio del Interior

  • Agentes de la Policía Nacional custodiaban ayer, como es habitual, la Puerta del Sol. Interior prepara su dispositivo para este fin de semana
    Agentes de la Policía Nacional custodiaban ayer, como es habitual, la Puerta del Sol. Interior prepara su dispositivo para este fin de semana
  • El lema «dormíamos, despertamos» quedará grabado en la fuente de la Puerta del Sol en los próximos meses
    El lema «dormíamos, despertamos» quedará grabado en la fuente de la Puerta del Sol en los próximos meses

Tiempo de lectura 4 min.

13 de mayo de 2016. 05:35h

Comentada
Pablo Gómez Madrid. 13/5/2016

El movimiento del 15-M cumple este domingo su primer lustro. Cinco años desde que los «indignados» tomaran la Puerta del Sol y el kilómetro cero se convirtiera en un símbolo de reivindicación democrática para unos y en una acción ilegal de «privatización» de una plaza pública para otros. Como ocurrirá pasado mañana, aquel 15 de mayo fue domingo y también precedió a unas elecciones. Sus impulsores –muchos de ellos ya en las instituciones– han preparado decenas de actos de homenaje a lo que significó aquella acampada. El momento álgido tendrá lugar el mismo domingo –día festivo en la capital– con una manifestación entre Cibeles y Sol que dará comienzo a las 18 horas. Una marcha ilegal puesto que sus organizadores no han informado de ella al Ministerio del Interior: «No hay ningún acto comunicado para el domingo a esa hora». El dispositivo, no obstante, será «proporcionado y orientado a garantizar la seguridad de los asistentes y de las personas que se muevan por la zona», subrayan desde Delegación del Gobierno sobre el plan policial que se desplegaría si la convocatoria difundida en las redes se hace realidad.

Está previsto que la manifestación llegue a la Puerta del Sol a las 19 horas. Sus participantes serán recibidos por la Solfónica –el coro y la orquesta que pusieron banda sonora al movimiento indignado– y simbólicamente soplarán las velas por estos cinco años, tarta incluida. Las reivindicaciones propias del 15-M compartirán este año protagonismo con la causa palestina en el día de la «Nakba». De hecho, al finalizar la manifestación ilegal del domingo, ya en Sol, está previsto el despliegue de una bandera gigante palestina. Por la mañana, el kilómetro cero habrá sido testigo de una asamblea bajo el título «El pueblo palestino resiste».

Desde Sol se conectará con otras manifestaciones que estén teniendo lugar en ese momento en otras ciudades, con un espacio especial para las movilizaciones que están teniendo lugar en los últimos meses en Francia precisamente inspiradas en el 15-M madrileño de 2011. De hecho los impulsores de la agenda de movilizaciones de este fin de semana han avanzado su intención de armonizar los actos con el que tuvo lugar en la plaza de la República de París el 31 de marzo de este año, bautizado «Nuit-Debout» –«noche en pie»– en el que miles de personas protestaron contra la reforma laboral. No será la primera vez que Sol homenajea al movimiento hermano de la «Nuit-Debout», ya que el pasado 9 de abril centenares de personas se concentraron en esta plaza. Algunos grupos amagaron incluso con acampar pero tras ser identificados por la Policía desmontaron sus tiendas.

En algunos de los centros sociales autogestionados por personas vinculadas con el movimiento indignado desde hace semanas lucen carteles relativos a esta manifestación. En la convocatoria difundida por las redes sociales para este 15-M no está prevista en ningún caso la acampada. Sí la instalación de algunos elementos en la plaza, como los que integrarán la exposición «Archivo 15-M» que estará formada por fotografías, carteles y pancartas utilizadas en 2011.

Contra la fiesta nacional

Para el resto del fin de semana, especialmente en Sol, están programados talleres, performances y exposiciones con temas ya clásicos para este movimiento como la denominada «ley mordaza», la «no violencia», las acciones contra los bancos y la presencia de la Marea Blanca. Mañana la plaza acogerá un debate en torno a una propuesta para que el 12 de octubre deje de ser la fiesta nacional, con la performance Escuelita de De-colonización. Completan esta agenda talleres sobre desahucios, pensiones, contra la privatización del agua y una charla de «España 50.000 sin techo».

Estas movilizaciones en recuerdo del 15-M han pinchado en sus últimas ediciones. En el caso de 2015, su coincidencia con la campaña electoral de las municipales y autonómicas agudizó la polémica. De hecho, casi todos los partidos rechazaron a la convocatoria. Incluso Manuela Carmena, entonces candidata a la Alcaldía y apoyada por el partido que nació al calor del 15-M, sugirió a los impulsores de la manifestación que buscaran otro día.

El lema «indignado», sobre piedra

«Dormíamos, despertamos» es el lema que figurará grabado en la fuente de la Puerta del Sol para recordar a los «indignados». Una inscripción que, sin embargo, no llegará a tiempo para el quinto aniversario y que no estará en el formato que quería el Ejecutivo de Ahora Madrid. El regreso de la frase insignia del 15-M al kilómetro cero de la capital ha levantado varias polémicas en las últimas semanas. La principal: el Gobierno de Carmena quería que la frase quedara inscrita en una placa que se instalaría en un punto emblemático de la plaza. En concreto, en la fachada de la Real Casa de Correos. Una iniciativa que, sin embargo, se topó con la negativa del Ejecutivo regional. Cifuentes consideró «de mal gusto» que el Ayuntamiento de la capital propusiera colocar la placa alusiva al 15-M junto a las conmemoraciones de los caídos del Dos de Mayo y de las víctimas de los atentados de 11-M en sendas placas ubicadas en la sede del Gobierno regional. Finalmente, la frase será grabada en la fuente aunque no estará lista para este domingo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs