Podemos se inventa en Alcalá una nueva moneda, el «chuski»

La divisa se distribuirá a través de un juego, el «Alkapoli», que estará en vigor hasta el mes de mayo
La divisa se distribuirá a través de un juego, el «Alkapoli», que estará en vigor hasta el mes de mayo

Una plataforma ciudadana, apoyada por el concejal de Acción Social (de Somos Alcalá), crea una divisa para «alcanzar la soberanía económica local».

Con el objetivo de «intentar buscar iniciativas ingeniosas que ayuden a fomentar el comercio local y la inclusión laboral» nació ayer en Alcalá de Henares el «chuski», una nueva moneda social en formato electrónico y de curso «legal» que cuenta con el apoyo del Consistorio liderado por el socialista Javier Rodríguez Palacios. En concreto, la divisa –que se presentó ayer con un acto en el histórico Corral de Comedias de la localidad– tiene detrás a varias asociaciones vecinales del municipio y, tal y como manifestó César Gallego –uno de sus promotores–, a la web «Rebelión», al Consistorio gobernado por un tripartito entre PSOE, Somos Alcalá e IU como «aliado clave». En concreto, Jesús Abad Pinto, el delegado responsable de la concejalía de Acción Social y que concurrió a las listas de las municipales por el partido instrumental, ha estado, según Gallego, «siguiendo el proyecto muy de cerca con una implicación muy respetuosa». «El primer apoyo del Ayuntamiento es presentar esto a la población en general y echar una mano con comunicación», añadió.

El «chuski» circulará de forma virtual a través de un juego bautizado como «Alkapoli», que controlarán la «familia Truekefeller»: «cinco magnates con ganas de mejorar la economía y las relaciones comerciales». «Contribuir a la sostenibilidad ambiental y económica, aumentar la resiliencia, lograr la soberanía económica local o fortalecer el tejido empresarial y comercial del territorio» son algunos de los objetivos de los «Truekefeller» con esta iniciativa, informan en su web www.monedaalacala.org.

En el «Alkapoli», los vecinos podrán conseguir la moneda y adquirir (a través de una aplicación para el móvil y una web) servicios de ocio, peluquería y estética o cuidado de ancianos con esta divisa y sin tocar un euro. Aquellas personas que no puedan acceder a estos formatos virtuales podrán contar con una libreta física, aseguraron los organizadores.

En mayo, fecha en que está previsto que finalice el «Alkapoli», habrá una nueva reunión entre los creadores del «chuski» y el Ayuntamiento: «Será la hora de sentarnos y ver cómo estructuramos algo conjunto que de verdad nos ayude a fijar los objetivos que son más difíciles para nosotros», concluyó Gallego.