Ronda diaria de escraches

La PAH ha convocado tres actos esta semana en la capital n. Una concejal del PP en Vallecas fue ayer primera «vícima» en la región

El movimiento de acoso a los políticos promovido desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha experimentado un nuevo impulso a sus acciones en Madrid. Al más puro estilo 15-M, esta semana han inaugurado lo que ellos mismos denominan «los escraches de la semana».

El movimiento de acoso a los políticos promovido desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha experimentado un nuevo impulso a sus acciones en Madrid. Al más puro estilo 15-M, esta semana han inaugurado lo que ellos mismos denominan «los escraches de la semana». Se trata de un calendario que, difundido a través de las redes sociales, detalla los puntos de la ciudad desde los que se emprenderá la protesta contra el diputado o concejal señalado. De esta forma, la plataforma que dirige y controla Ada Colau busca una participación ciudadana y una cobertura mediática mayores.

El escrache del día echó a andar ayer en Vallecas. El objetivo de la acción intimidatoria era la concejala de distrito de Puente de Vallecas, Eva Durán. En torno a la una de la tarde, cerca de un centenar de personas se concentraron a las puertas de la Junta Municipal de este distrito. Algunos de los asistentes portaban pancartas, otros acudieron vestidos de presos y la mayoría portaba los ya famosos botones verde y rojo con el lema «Sí se puede. Pero no quieren». Entre gritos de «Eva Durán, tú lo puedes parar» o «Rescatan al banquero, desahucian al obrero», los manifestantes tenían como objetivo que Durán recibiera a Amalia Torres, una vecina del barrio cuyo desahucio estaba programado para hoy a las 9:30 de la mañana. Finalmente, la concejala quiso reunirse con la afectada y se comprometió a buscar una solución a su problema: « La diputada me ha escuchado, me ha asegurado que esta tarde intentará hacer gestiones con la Empresa Municipal de la vivienda para paralizar el desahucio. Le he pedido un alquiler social y ella se ha comprometido delante de todos a mirarlo y a llamarme», aseguró Amalia a su salida de la junta de distrito. Según el relato de una portavoz de la plataforma, Eva Durán aseguró que respecto a la ILP sobre desahucios, ella hará «lo mismo» que su Grupo Parlamentario y el Gobierno, que será «tomar la mejor decisión para la ciudadanía». Además, la concejala popular también criticó los escraches, al considerar que, con estas acciones, se acosa a los políticos.

Tras esta acción, la plataforma PAH tiene programadas dos acciones para lo que resta de semana. Hoy jueves, todos aquellos que deseen sumarse al escrache están convocados en la puerta principal del Hospital Gregorio Marañón a las 18 horas, a pesar de que ningún representante político tiene programado acto alguno en el centro hospitalario, como ha comprobado este diario. En su llamada a que la gente acuda mañana a este punto de la capital, realizada a través de internet, sus impulsores se cuidan de no dar detalles sobre la persona contra la que dirigirán la protesta. De esta forma, cualquier diputado o concejal que hoy tenga programado algún acto en las cercanías del Marañón o viva en sus inmediaciones es susceptible de estar en la diana del movimiento de Colau.

La escena se volverá a repetir el viernes. El punto de encuentro será entonces la confluencia entre la plaza de Manuel Becerra y la calle Doctor Esquerdo, también a las seis de la tarde.

Protocolo para acosar

En la web que la propia PAH dedica a su calendario de escraches dejan claro en el documento sobre el protocolo a seguir en estas actuaciones, que el acoso sólo se dirigirá contra diputados del Partido Popular y contra las entidades bancarias. Asimismo, relatan que «el escrache es una acción informativa, tanto hacia el diputado como a sus vecinos» y que éste «se ha de hacer de manera totalmente pacífica y sin importunar». Si se hace caso de este decálogo, las intimidaciones programadas para hoy y mañana no tendrán como objetivo ningún domicilio particular al haberse fijado después para después de las seis de la tarde. Y es que en su «protocolo» subrayan que los escraches se efectuarán en días laborables y en horario escolar, «para cerciorarnos de que los niños no están en casa, sino en la escuela: Los niños nunca, ¡jamás!, deben de ser interpelados. Ni en los colegios ni en ninguna otra parte». También instan a los participantes en la acción a que inviten a los vecinos a participar en la intimidación: «Se les debería ofrecer la hoja del diputado dándoles una breve explicación y pedirles, que si ven a dicho diputado, le pregunten que va a votar».