Una Ciudad de la Justicia para 25.000 «vecinos»

La Comunidad inicia los trámites del proyecto con su remisión al Ayuntamiento y a Medio Ambiente

Será una «ciudad dentro de la ciudad», dijo ayer el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad, Salvador Victoria, para referirse a la reactivación del proyecto que permitirá concentrar en un mismo campus todos los órganos judiciales de la capital. Por sus edificios y calles transitarán los 554 jueces y magistrados del partido judicial de Madrid, 202 fiscales, 362 secretarios judiciales, 5.000 funcionarios, buena parte de los 42.000 abogados y 1.700 procuradores del ICAM, además de los ciudadanos que acudan a alguno de estos órganos judiciales. El Ejecutivo regional comenzó ayer a tramitar esta iniciativa a través de la remisión del anteproyecto de Concesión de Obra Pública a la Consejería de Medio Ambiente y al Ayuntamiento de la ciudad. El Gobierno de Ignacio González retoma así esta reivindicación histórica de los profesionales de la Justicia de concentrar juzgados y otros órganos en un único enclave, y que ya Esperanza Aguirre trató de convertir en realidad en 2003. Años después, el estallido de la crisis convertió en inviable aquella propuesta que ahora la Comunidad de Madrid ha recuperado.

Volvió ayer a dejar claro Salvador Victoria que no tendrá ningún coste para las arcas públicas puesto que las empresas concesionarias se harán cargo del diseño, la construcción y el mantenimiento de los inmuebles y el canon que percibirán anualmente equivaldrá al presupuesto destinado al arrendamiento de las actuales sedes de estos órganos judiciales. Tal y como concretó Ignacio González en el pasado Debate del Estado de la Región, los edificios serán propiedad de la Comunidad de Madrid una vez concluya el periodo de concesión. La fórmula legal escogida para su desarrollo será la de Proyecto de Alcance Regional, cuyo ejemplo más emblemático en Madrid es el que permitió a la empresa aeronáutica EADS-Casa Airbus ampliar su superficie en 40.000 metros cuadrados y la creación de 7.000 empleos.

Los datos que maneja el Gobierno madrileño ilsutran la magnitud de una iniciativa que servirá además para dinamizar el barrio de Valdebebas, actualmente en expansión: albergará en quince edificios un total de 356 órganos judiciales que actualmente se encuentran dispersos en 28 sedes, todo ello sobre una superficie total de 200.000 metros cuadrados, a los que se estima que acudan cada día más de 25.000 personas, entre profesionales de la Justicia, trabajadores de otros servicios auxiliares y ciudadanos.

La futura ciudad incluirá en sus instalaciones el Tribunal Superior de Justicia, la Audiencia Provincial y la Fiscalía Superior y Provincial, además del resto de órganos que integran el partido judicial de Madrid. Se sumarán las dos propuestas ya esbozadas por el presidente y que conciernen a la nueva Oficina de la Fiscalía Superior y el Instituto de Medicina Legal, cuya sede se ubicará en el único edificio actualmente levantado en Valdebebas y conocido popularmente como el «donut». Con las premisas de que la funcionalidad esté por encima de la estética, de que sea accesible a las personas con discapacidad y equipado tecnológicamente, el nuevo campus estará dividido en tres grandes bloques.

Lo que de momento no hay son plazos fijos, aunque Victoria adelantó que tras someter el anteproyecto a información pública a mediados de diciembre –una vez reciba el visto bueno de Medio Ambiente– se convocará el concurso público con el fin de que la adjudicación se formalice a finales del primer semestre de 2015. Tampoco está decidido el plazo de concesión del concurso.

A pesar de que se trata de un proyecto cuya adjudicación estará muy próxima a las elecciones autonómicas, Victoria descartó ayer la hipótesis de que un nuevo gobierno de otro signo político pudiera plantearse su paralización. La diputada autonómica del PSM, Amparo Valcarce, sin embargo, aseguró ayer que «no vamos a permitirle al Gobierno que hipoteque a los madrileños para los próximos 35 años. No vamos a tolerar más falsedades ni más estafas políticas».

En Valdebebas se encuentra ya construida la futura sede del Instituto de Medicina Legal, el «donut», único edificio del proyecto original. Además de los órganos judiciales, el nuevo campus permitirá la puesta en marcha de servicios complementarios como zonas ajardinadas, comercios, restauración y parking. En materia de transportes, Valdebebas ya cuenta con una estación de Cercanías pendiente de inaugurar.