Una silla de ruedas vale más que mil palabras

La Razón
La RazónLa Razón

Una imagen vale más que mil palabras, y la de los voluntarios con lesión medular que alertaron ayer a escasos metros de una de las más importantes zonas de copas de la capital de los efectos de conducir bajo los efectos del alcohol deja sin habla. Voluntarios de la Cruz Roja y la Fundación ONCE, junto a cuatro jugadores paralímpicos de baloncesto, se desplazaron ayer y el pasado jueves entre las diez de la noche y la una de la mañana al intercambiador de Moncloa para dar vivo testimonio. Todos padecen lesiones medulares a causa de un accidente de tráfico y la principal misión de esta campaña de concienciación, impulsada por la Fundación Albertis, con el Ayuntamiento de Madrid, era enseñar a jóvenes de su misma edad los peligros de ponerse al volante tras haber ingerido alcohol o drogas, viajar sin el cinturón de seguridad, no respetar los límites de velocidad, hablar por el móvil o, incluso, la distracción que puede suponer fumar cuando se va conduciendo.

«¿Te vuelven loco los trastos con cuatro ruedas?», podía leerse sobre la imagen de una silla de ruedas en el folleto que distribuyeron entre un público muy concreto. «Que a ti no te pase. En un segundo puedes estar en una silla de ruedas», explicaba uno de los jugadores de baloncesto a los jóvenes que habían salido la noche del jueves.

Son el 9% de los conductores

Los accidentes son la principal causa de mortalidad entre los jóvenes españoles, aunque los datos han mejorado mucho en los últimos años, señaló la directora de la Dirección General de Tráfico, María Seguí, en declaraciones recogidas por Ep. Los jóvenes, explicó la responsable de la DGT, no alcanzan el 9 por ciento de los permisos de conducir, pero este colectivo supone el 13 por ciento de los fallecidos en carretera y un 17% de los heridos graves. Las lesiones medulares representan un 10% de los que sufren lesiones encefálicas. Pero a pesar de lo trágico de los testimonios de las campañas más duras de la DGT, el mensaje no termina de calar: según las últimas encuestas, el 25% de los jóvenes conduce sin cinturón y un 10% lo hace sin casco.

«No sólo hay que combatirlo desde una perspectiva represiva», sino que «hay que hacerlo desde la prevención», declaró en la presentación de esta iniciativa, que pretende evitar la mortalidad y los daños graves en accidentes de tráfico –y que se está realizando al mismo tiempo en Barcelona–, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.

En España un 10 por ciento de la población tiene alguna discapacidad, es decir, cuatro millones de personas, algo que «en algún momento se podía haber evitado resposablemente», respondió Miguel Carballeda, presidente de la ONCE al hilo de las palabras de la regidora de la capital.

Botella recordó que la Policía Municipal de la capital ha impartido desde el curso 2005-2006 formación a los alumnos de las universidades Autónoma y Complutense de Madrid en materia de seguridad vial. Unos cursos por los que, hasta la fecha, 2.349 universitarios han obtenido, además de consejos aplicables en su vida como conductores, dos créditos de libre elección para su currículum universitario. Esta medida ha sido galardonada con el premio Ponle Freno a la mejor acción en Seguridad Vial otorgado por la Fundación Antena 3.