Murcia

El PP murciano pide al Gobierno que reconozca el valor estratégico de la caza

Los populares quieren que la Asamblea Regional apoye una moción para la defensa de la caza

Los populares quieren que la Asamblea Regional apoye una moción para la defensa de la caza

Publicidad

Las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, han provocado la reacción airada de miles de ciudadanos que no entienden como un miembro del Gobierno de España pone contra las cuerdas a un sector que representa el 0,3 por ciento del PIB nacional, genera 187.000 puestos de trabajo y un gasto de 6.475 millones de euros.

El PP de la Región de Murcia tampoco está de acuerdo con las manifestaciones de la ministra de Pedro Sánchez, porque considera que es una actividad comercial, tan legítima como la pesca, necesaria para el interés general y para la conservación de la biodiversidad, además de que genera renta y empleo.

Por ello, han presentado ante la Asamblea Regional una moción en la que se pide que el Gobierno reconozca el valor estratégico de la caza y de quienes la practican, así como la publicación de la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética, como marco para la ordenación a escala nacional del aprovechamiento cinegético, que ya había sido negociada por el Gobierno de Mariano Rajoy para garantizar la sostenibilidad y el desarrollo rural.

Para ello, piden que se convoque a las Comunidades Autónomas, que son quienes se encargan de su regulación, y a todos los sectores implicados para impulsar y defender su práctica, «por su contribución al interés general».

Publicidad

Además del aspecto económico, hay otras variables que el PP murciano considera fundamentales para apoyar esta actividad. Los diputados Jesús Cano, Juan Pagán y Victor Manuel Martínez, que firman la iniciativa presentada en la Asamblea, consideran que la caza contribuye a un desarrollo social asociado a la sensibilización, la educación y la cultura. Pero también a la sostenibilidad del entorno. «Sin la caza no se entendería la protección y conservación de especies animales y vegetales, así como la conservación del patrimonio forestal, natural o histórico».

En cuanto a las especies de caza mayor, en la actualidad se considera que esta actividad es el único instrumento real disponible para controlar ciertas poblaciones, ante la ausencia de predadores naturales que mantengan un equilibrio con la capacidad de los ecosistemas. La proliferación del jabalí es un hecho demostrado. Su espectacular aumento se ha convertido en un serio problema para la sostenibilidad del entorno, la agricultura y la economía de los territorios.

Publicidad

En su iniciativa, el PP pide un plan de investigación científica que se aplique a la actividad cinegética, con líneas relacionadas con la sostenibilidad económica, social y medioambiental.