Aprobados los nuevos estatutos del Consejo que impulsó Adolfo Arenas en 2008

La Razón
La RazónLa Razón

El Consejo de Hermandades y Cofradías aprobó en la tarde de ayer por 84 votos a favor, 24 en contra y 5 abstenciones los nuevos estatutos de la entidad cofradiera que sustituyen a los de 1988. Con esta votación se da por concluido un proceso de renovación de las reglas de este órgano que ha durado cuatro años. Se trata del principal proyecto del ex presidente Adolfo Arenas con el que pretendía dotar de mayor agilidad jurídica a este organismo y actualizar su gestión y funcionamiento interno.

Entre las novedades, que se le da mayor poder a la Junta Superior, se mejora el reparto de las subvenciones a las hermandades, habrá un régimen sancionador y un nuevo modelo electoral. Durante todo este tiempo, han participado en su confección varios cofrades de reconocido prestigio en el mundo del derecho durante más de 40 reuniones para ir dando forma a las nuevas reglas. Uno de los aspectos más espinosos, y que levantó en su momento cierta polémica, fue que el Arzobispo sería quien daría el visto bueno a la elección del pregonero de cada sección. Un punto éste que se ha modificado, ya que el Arzobispado sólo tendrá que tener conocimiento de la vida cristiana de la persona propuesta. También se verá modificada la conformación de la Junta Superior, que pasa de los 16 miembros actuales a los 17 y la entrada en un día concreto de una nueva cofradía. Esta Iniciativa deberá ser respaldada por el Pleno de la sección de penitencia tras dar el visto bueno dos tercios de las hermandades del día afectado por la incorporación o el cambio.