El PP pide de nuevo una ordenanza de fiestas mayores y suprimir el cierre de bares en la Madrugada

Cabrera avisa que las decisiones de seguridad deben derivar “de la coordinación” y no “de la demagogia”

La Semana Santa requiere de un dispositivo de seguridad altamente planificado
La Semana Santa requiere de un dispositivo de seguridad altamente planificado

Cabrera avisa que las decisiones de seguridad deben derivar “de la coordinación” y no “de la demagogia”

Después de que el pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobase en mayo de 2017 una moción del PP en demanda de una nueva ordenanza de las “fiestas mayores y populares” de la ciudad, con especial incidencia en la regulación como tal de la Semana Santa, el Grupo popular ha anunciado una nueva moción al pleno en ese sentido, abogando en paralelo por la apertura de los establecimientos hosteleros del Casco Antiguo durante la Madrugada del jueves al viernes Santo.

En un comunicado, la edil popular Amidea Navarro ha recordado los “sucesos” de la Madrugada del jueves al viernes Santo de 2017, marcada por estampidas y tumultos que dejaron más de cien lesionados y heridos, 17 de los cuales requirieron ingreso hospitalario.

Como consecuencia de los incidentes, fueron arrestadas más de diez personas por presuntos delitos de desórdenes públicos o contra los sentimientos religiosos, siendo tres de ellos encarcelados de modo provisional.

Frente a ello, el paquete de medidas diseñado para reforzar las medidas de prevención, auto protección y seguridad durante la Semana Santa de 2018 incluyó en el caso de la Madrugada el controvertido cierre adelantado de los establecimientos hosteleros de entornos “conflictivos” como los de la Cuesta del Rosario, la plaza de la Alfalfa o la calle Arfe, así como la prohibición de que las tiendas “de conveniencia” vendiesen productos con envases de vidrio, latas o cualquier otro elemento que pudiese suponer un riesgo.

A tal efecto, la edil popular ha recordado que la moción aprobada por el pleno del Ayuntamiento a instancias del PP en mayo de 2017 “hacía hincapié en la necesidad de reflexionar primero y analizar después diversas cuestiones relacionadas con el desarrollo de nuestras principales celebraciones”, abogando los populares en su nueva moción por poner “todos los medios para evitar la comisión de determinados actos incompatibles con el desarrollo ordinario de las fiestas mayores”.

La propuesta del PP extiende su aplicación a la Feria de Abril y otras celebraciones populares, en la que “se detectan problemas derivados de la venta ilegal de alcohol a menores y en locales no autorizados para ello, así como las concentraciones de jóvenes en torno al consumo de alcohol y otras sustancias”. “Necesitamos que nuestras fiestas se vivan con normalidad, tranquilidad y seguridad”, señala Navarro.

Por ello, el PP pide de nuevo recoger en un texto único la regulación relativa a movilidad de vehículos y personas, seguridad, control de actividades, ocupación de vía pública y cualquier aspecto que deba ser contemplado para garantizar que fiestas como la Semana Santa, la Feria de Abril o la Velá de Santa Ana “transcurran con todas las garantías posibles de seguridad y convivencia pacífica requeridas”.

Y es que, “a pesar de que la propuesta fue aprobada en mayo de 2017, con tiempo suficiente para poder haber celebrado ya la Semana Santa y el resto de fiestas mayores de 2018 con la aplicación de una nueva ordenanza, ni siquiera ha llegado a constituirse la mesa destinada a estudiar su elaboración”. “Se constata aquí la poca solvencia y falta de compromiso del gobierno del PSOE”, lamenta Navarro.

Por su parte, el concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, ha defendido “el buen funcionamiento” del paquete de medidas diseñado para reforzar las medidas de prevención, auto protección y seguridad durante la Semana Santa de 2018, que incluyó en el caso de la Madrugada el controvertido cierre adelantado de los establecimientos hosteleros de entornos “conflictivos” como los de la Cuesta del Rosario, la plaza de la Alfalfa o la calle Arfe, así como la prohibición de que las tiendas “de conveniencia” vendiesen productos con envases de vidrio, latas o cualquier otro elemento que pudiese suponer un riesgo.

En este sentido, el delegado criticó que el PP pretenda con una moción que el pleno “marque las condiciones en las que se debe desarrollar un dispositivo de seguridad y orden público en un evento como la Madrugada, cuando las decisiones se deben adoptar en la Junta Local de Seguridad y desde la coordinación de la que formen parte, entre otros, Policía Local, Unidad Adscrita, Policía Nacional, Consejo de Hermandades y la Confederación de Empresarios de Sevilla”.

Por eso, ha lamentado que al PP “no le preocupe en su moción ni los problemas de seguridad que se han generado en la Madrugada en años anteriores, ni la situación de alerta en la que llevamos ya varios años ni el consumo de alcohol en la vía pública como el que existió en todas las madrugadas del mandato del popular Juan Ignacio Zoido, ni las heridas que sufren muchos nazarenos que caminan descalzos por la vía pública”. “Esta moción no piensa ni en la Madrugada, ni en la Semana Santa ni en el interés general”, señala el delegado.

“Durante todo este mandato hemos demostrado nuestro compromiso con el hecho de poner en marcha un dispositivo a la altura de la Semana Santa de Sevilla que evite que se produzcan incidentes especialmente en la Madrugada. Para 2019, estamos hablando con la Asociación de Hosteleros con el objetivo de buscar soluciones y medidas que permitan alcanzar el mismo objetivo pero desde un mayor ámbito de colaboración, mejorando en todo lo posible la experiencia del año pasado. Pero en ningún caso son decisiones que se deban adoptar desde la demagogia como ocurre con esta moción”, explicó Cabrera.