Política

La hora de la verdad del pentacampeón

«Es una final y el sevillismo lo sabe», dice Machín

Los jugadores del Sevilla durante el entrenamiento oficial esta mañana / Foto: Efe
Los jugadores del Sevilla durante el entrenamiento oficial esta mañana / Foto: Efe

El Sevilla recibe este jueves al Krasnodar en una cita que supone la hora de la verdad para el pentacampeón de la Liga Europa tras una irregular fase de grupos, al necesitar ganar al equipo ruso, ya virtualmente clasificado, para acceder a los dieciseisavos de final sin mirar al Standard de Lieja.

Los sevillistas, segundos con los mismos 9 puntos que los belgas, se lo juegan a todo o nada y no pueden fallar frente al Krasnodar, líder del Grupo J con 12, tras complicarse el pase con su derrota en Lieja (1-0), la segunda en esta fase, pues también cayeron en Rusia (2-1) al dejarse remontar en los últimos minutos.

Así, el conjunto español saldrá a por todas y, además, depende de sí mismo al tenerle ganada la diferencia particular de goles al Standard y salir también beneficiado en un eventual triple empate, con lo que le basta con igualar el resultado que los belgas logren en Turquía con el Akhisar, colista y ya eliminado.

El duelo es calificado de “final” para el equipo entrenado por Pablo Machín, pues no clasificarse sería un fracaso después de que empezara a competir el 26 de julio y de que tuviera que superar tres eliminatorias previas para llegar a este punto.

Los hispalenses pretenden evitar a toda costa que pueda verse empañada su buena trayectoria al ser segundo en LaLiga Santander y hacer valer su fortaleza en el Ramón Sánchez Pizjuán, donde antes ganó en cinco de las seis visitas de equipos rusos -sólo perdió 1-2 con el CSKA en la ‘Champions’ 2009-10-.

El Sevilla ha vencido en sus cinco partidos europeos en casa esta temporada (19 goles a favor y uno en contra) y lleva en la Liga Europa dieciséis triunfos seguidos ante rivales no españoles. Sólo cayó ante Betis (2013-14) y Athletic (2015-16), aunque en ambas campañas terminó como campeón de su torneo fetiche.

Machín y sus jugadores confían en el apoyo, como siempre, de su afición pese al ambiente enrarecido que podría haber en el estadio ante la brecha abierta entre el sevillismo de base y sus máximos accionistas, evidenciada en la junta del martes, por la posible venta futura de la mayoría del accionariado a un grupo externo.

Su técnico recupera al defensa Sergi Gómez, cumplida su sanción, y a un hombre clave como el carrilero Jesús Navas, que está “loco” por jugar, según Machín, tras superar una lesión muscular.

El central luso Daniel Carriço, ausente en Valencia por una gastroenteritis, también regresará al no haber sido citado el danés Simon Kjaer, pero es baja por sanción Pablo Sarabia, que lleva 14 goles y 8 asistencias. Podrían reemplazarlo Roque Mesa o Amadou.

Al Krasnodar, por su parte, le falta un punto para pasar a la siguiente fase como primero de grupo, pero también podría quedarse fuera si encajase una goleada de escándalo en Sevilla (pierde 4-0 o por cinco o más goles de margen) y el Standard ganase en Turquía.

Al Krasnodar, segundo de la Liga rusa y que en la última jornada se dejó dos puntos contra el Ufa, antepenúltimo, le basta con un empate y hasta incluso le podría valer una derrota.

Tras ganar cuatro de cinco partidos, necesita un punto para clasificarse como campeón del grupo e incluso si es derrotado y el Standard gana, lo que dejaría a tres equipos empatados a 12 puntos, “los toros” tendrían que encajar mañana una considerable derrota o perder con un gran margen de goles para caer al tercer puesto (más de cuatro).

El Krasnodar no contará en Sevilla con Ari, brasileño nacionalizado ruso y mayor goleador de “los toros”, por problemas físicos.

El entrenador del Sevilla, Pablo Machín, afirmó que “es una final y el sevillismo lo sabe”, en alusión al malestar de los seguidores por una hipotética venta del club. “Somos profesionales del fútbol y sólo nos centramos en lo que sucede en el césped. Hay mucha diferencia entre lo institucional, por un lado, y el tema deportivo. Todo el sevillismo nos centramos en el tema deportivo, queremos ganar y necesitamos el vínculo y unión con la afición y estoy seguro que va a estar con el equipo”, relató el preparador soriano en la sala de prensa del estadio.

Machín, que trabajó este miércoles con su plantilla en la ciudad deportiva antes de trasladarse al Sánchez Pizjuán para la comparecencia de prensa, añadió que no deben perder la “concentración y la energía” en asuntos como los que salieron a relucir en la Junta de Accionistas del pasado lunes.

“El mensaje es que todos sabemos lo que nos jugamos y debemos minimizar sus virtudes -las del Krasnodar- y potenciar las nuestras. Tenemos que superar esta final para seguir con opción de darle más grandeza al Sevilla y solo hay una opción, la de ganar”, declaró.

Machín destacó que el conjunto ruso “es un gran equipo, tiene buenos futbolistas, físicos pero con calidad, con verticalidad”, y añadió que tienen “buenos argumentos para ganar aquí y sus números así lo dicen”.

El preparador sevillista, sobre la presencia en la convocatoria de Jesús Navas, ausente en las últimas semanas por una lesión muscular, dijo que “si está es porque está a disposición. Hay que tomar un pequeño riesgo”. Machín precisó que Jesús Navas se ha entrenado estos días con el grupo y que la duda está en si jugará los noventa minutos o menos, pero que “está loco por aportar”. Sobre la ausencia en la lista del central danés Simon Kjaer, comentó que tiene “molestias en los isquiotibiales” y que es mejor dejarlo para otros partidos.

Alineaciones probables:

Sevilla: Vaclik; Mercado, Carriço, Sergi Gómez; Jesús Navas, Franco Vázquez, Amadou o Roque Mesa, Banega, Escudero; Ben Yedder y André Silva.

Krasnodar: Kritsiuk, Petrov, Martinóvich, Spajic, Pereira, Gazinskyi, Stotski, Wanderson, Claesson, Cueva y Ignatyev.

Árbitro: Daniel Stefanski (Polonia).

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.

Hora: 18.55