Política

Navidad en Pro-Vida

La Navidad ha inundado las calles / Foto: Ke-Imagen
La Navidad ha inundado las calles / Foto: Ke-Imagen

Son fechas entrañables, se acerca la Venida del Niño Dios, el aire huele a romero e incienso; el Milagro del Portal que cambió la faz del mundo reverdece.

Es el momento mágico que nos hace volver la mirada a los más necesitados, a los sin techo, a los enfermos y a los niños desfavorecidos.

Los sevillanos lo saben, trabajan para mitigar en lo posible esta lacra y nos han llamado ofreciendo su ayuda, silenciosa y desinteresadamente.

Recientemente se reunieron varias Hermandades del Domingo de Ramos... que en un sencillo acto en el Convento de San Leandro, nos entregaron un talón que nos servirá para comprar, víveres y pañales. ¡Qué buena gente tiene la tierra de María Santísima!

Otras Hermandades más pequeñas, nos regalaron vales para llenar el carro de varias familias. ¡Qué el Niño Jesús les premie, dándoles esperanzas nuevas!

Me gustaría plasmar en un dibujo, la cara de todos ellos, sonrisa abierta, manos tendidas a doquier, sin preguntar ni esperar nada a cambio.

Alguno en confidencia, me ha dicho hace varias semanas: -“Rosa, dando esta pequeña ayuda, recibo una alegría especial”. Y es verdad.

Quién más regala, siempre encuentra una recompensa palpable y una paz diferente, que viene de Belén con aires de romero e incienso, a estos hombres de buena voluntad, que piensan, continuamente en el prójimo. ¡Feliz Navidad!

*Presidenta de Pro-Vida Asdevi Sevilla