Un niño queda atrapado entre los barrotes de la Plaza de España de Sevilla

El menor quedó atrapado entre una de las balaustradas ante la angustia suya y de los familiares

El menor quedó atrapado entre una de las balaustradas

Un niño quedó atrapado ayer por la cabeza en los barrotes del estanque de la Plaza de España de Sevilla. El pequeño tuvo que necesitar la ayuda de las fuerzas de seguridad, policía local y bomberos, que lo sacaron con una especie de gato con el que abrieron un poco los barrotes de cerámica.

La angustia del pequeño era evidente y todos intentaban tranquilizar al pequeño con mucho cuidado. Los curiosos comenzaron a llegar y el rescate se tornó incluso mediático. Son minutos de angustia en los que la labor de policía y bomberos es crucial. Afortunadamente, el rescate se saldó con mucha tensión, pero con el menor completamente ileso.