Ya hay final de la NBA: ¿Sabes cuánto se llegó a pagar por ver un partido histórico como los que empiezan esta semana?

Phoenix Suns y Milwaukee Bucks protagonizan un cruce inédito cuyo valor en taquilla no llegará, en principio, a lo que sucedió en 2017 en el duelo entre Stephen Curry y LeBron James.

Milwaukee Bucks elimina a Atlanta Hawks y jugará sus primeras Finales desde 1974
MILWAUKEE BUCKS
04/07/2021
Milwaukee Bucks elimina a Atlanta Hawks y jugará sus primeras Finales desde 1974 MILWAUKEE BUCKS 04/07/2021MILWAUKEE BUCKS MILWAUKEE BUCKS

Habemus final en la NBA. Y será una confrontación de perfil bajo con dos franquicias históricas, pero con pocos triunfos en la mejor Liga del mundo del baloncesto. Los Bucks de Milwaukee, campeones en 1971, no llegaban a un cruce definitivo desde 1974. Por su parte, los Phoenix Suns aún no saben lo que es ser campeón de la NBA, pese a que esta será su tercera final.

Los Bucks se pudieron sobreponer a la espeluznante lesión de su gran estrella, el griego Giannis Antetotokumpo, y se impusieron en el sexto partido a los Hawks de Atlanta y cerraron la serie final de conferencia con un 4-2, curiosamente, el mismo resultado que se dio en el Oeste, donde los Suns hicieron lo propio con los Clippers que, en este caso, no fueron capaces de sustituir con garantías al también lesionado Kawhi Leonard.

Ha sido una temporada cargadísima de encuentros, ya que, a causa del COVID y del retraso de la anterior campaña, comenzó muy tarde y va a terminar también en fechas muy avanzadas. El primero de los siete partidos previstos para dilucidar qué equipo será el campeón de la presente temporada de la NBA se celebrará en la madrugada de este miércoles y las fuerzas parecen muy igualadas.

Las entradas para presenciar estos encuentros finales, tanto en Milwaukee como en Phoenix, no serán baratas. Eso seguro. Pero no parece muy probable que baten un récord estratosférico al que se llegó hace dos temporadas. Ocurrió en el quinto encuentro de la extraordinaria final que protagonizaron los Toronto Raptors y los Golden State Warriors. El equipo canadiense, con Marc Gasol entre sus jugadores más importantes, marchaba muy destacado en el parcial de la eliminatoria, 3-1, y una victoria más daría a la franquicia canadiense el primer título de un equipo no estadounidense.

La expectación era tal en Toronto que las entradas más baratas de las que se pusieron a la venta se podían adquirir a partir de 816 dólares. Es más, el precio medio de las localidades para asistir a aquel histórico partido fue de 5.000 dólares, prácticamente cuatro veces más de lo que se acostumbra en temporada regular. Por cierto, aquel quinto partido concluyó con derrota de los Raptors que, sin embargo, con una victoria en el sexto partido disputado en Oakland, se hicieron con el primer anillo de la franquicia.

Aquellos elevadísimos precios ya venían desde el principio de una serie que revolucionó por completo la ciudad de Toronto. Distintos medios de comunicación canadienses aseguraron que para el primer partido de la serie se habían vendido un par de asientos en primera fila por más de 76.000 dólares canadienses, casi 60.000 dólares estadounidenses.

Y, sin embargo, nada comparable con las finales de 2017, cuando alguien pagó 133.000 dólares por dos entradas a pie de pista, sí, sí, ese sitio desde el que, por ejemplo, Jack Nicholson vio tantos partidos de los Lakers, para el quinto partido de la serie final entre los Golden State Warriors y los Cleveland Cavaliers. Aquella noche Stephen Curry le ganó la partida a LeBron James y los de Oakland se hicieron con el anillo. Se suponía que aquel misterioso, o misteriosa, comprador, o compradora, gozaría de lo lindo.