Madrid: Vox se abstiene y permite la aprobación de los presupuestos para 2020

Ortega Smith afirma que no va a regalarle a la izquierda “una victoria que los madrileños no quieren”. Más Madrid y PSOE abandonaron el Pleno antes de realizar la votación

Javier Ortega Smith, líder de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, ha anunciado esta mañana en el Pleno que su grupo municipal “no puede votar a favor de los presupuestos” de PP y Cs para 2020, pero “tampoco en contra”, pues supondría “una victoria para la extrema izquierda que los madrileños no quieren”. De ahí que haya anunciado que su partido se abstendrá en la votación que está teniendo lugar esta mañana, lo que supone, como finalmente ha ocurrido en torno a las 12:00 horas, que el Ayuntamiento presidido por José Luis Martínez-Almeida saque adelante sus cuentas para el año que viene.

“Para poder bajar los impuestos, es necesario reducir el gasto. La voluntad de Vox es que no se gaste en Madrid más del dinero que se ingresa. Tener unas cuentas equilibradas, con una utilidad pública real”, ha asegurado Ortega Smith a la hora de mostrar su postura en el punto 2 del orden del día. “Por eso queremos terminar con la mayor corrupción institucional que existe. Corrupción no es solo meter la mano en caja, sino contar con un sistema de financiación legal que desde el punto de vista ético y moral no lo es: se acaba financiando el clientelismo, las estructuras paralelas, o lo que Errejón llamaba cuarteles de invierno”. En esa línea, el portavoz de la formación verde ha dicho que se ha estado negociando “hasta esta misma mañana. Nos hemos propuesto acabar con los chiringuitos ideológicos a través de cuatro propuestas, que se han recibido con voluntad. Nadie podrá decir que Vox no ha pensado en el interés de los madrileños”.

“Es por ello, que les anunciamos que no podemos votar a favor de los presupuestos. No los podemos aceptar, sabiendo que técnicamente es posible” eliminar “una financiación muy importante a estos chiringuitos”. “No podemos votar a favor, pero tampoco en contra. Eso supondría regalarle a la izquierda una victoria que los madrileños no han querido que tengan. Sería votar a favor del continuismo de la extrema izquierda de Carmena”, ha concluido.

5.183 millones de presupuesto

La delegada del Área de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, comenzó su intervención defendiendo unos presupuestos fijados en 5.183 millones de euros y “necesarios para las familias, los empresarios y las inversiones”. Hidalgo subrayó que estas cuentas “ofrecerán unos servicios públicos de la máxima calidad, desprovistas de sesgos ideológicos y sectarios” y atenderán “al contexto macroeconómico”, pues supondrán un 12,1% del PIB nacional. “Los madrileños deben conocer también los riesgos latentes en la economía española: una tasa de desempleo nacional que permanece en el 14%, un crecimiento del PIB reducido hasta el 2%, un descenso en la confianza del consumidor de hasta 14 puntos...”, argumentó la delegada.

Hidalgo y el concejal de Economía, Miguel Ángel Redondo recordaron asimismo que las medidas fiscales incluidas en el presupuesto “van a beneficiar a 2 millones de madrileños, el 89%”; 587 millones irán destinados a la limpieza, la movilidad y la rehabilitación de los espacios verdes; también se crearán nuevas sedes de la Policía Municipal y nuevas bases del Samur; se pavimentarán más de dos millones de kilómetros cuadrados de superficie de la ciudad en una nueva “operación asfalto”; se continuará la remodelación de Plaza de España y de las plazas de Felipe II y Carlos V; se procederá a la cubrición de la M-30 a su paso por el Calderón y a la peatonalización de la Puerta del Sol... Hidalgo también recordó la puesta en marcha de Madrid 360, la nueva estrategia medioambiental para la ciudad de Madrid, que supondrá “la renovación de las calderas”, las ayudas para “la adquisición de vehículos no contaminantes” o la renovación de las flotas de taxis.

Más Madrid y PSOE abandonan el Pleno

Los portavoces de Más Madrid y PSOE lamentaron durante el debate el hecho de que PP y Cs estén siendo “rehenes de la extrema derecha”, en referencia a Vox. A este hecho, hay que añadir que el Pleno rechazó la propuesta de los dos partidos de la oposición de aplazar la aprobación del presupuesto, ya que Más Madrid cuenta con una edil menos debido a la marcha de Inés Sabanés al Congreso y que en el PSOE estaba ausente la concejala Maite Pacheco. Pacheco llegó finalmente a la votación, pero todos los concejales de Más Madrid y PSOE decidieron abandonar el Pleno tras el voto en contra de la mesa. Así, los 15 votos del PP, los 11 de Cs y las 4 abstenciones de Vox bastaron para sacar adelante los primeros presupuestos de esta legislatura.
Fuentes municipales aseguraron a este diario el “error” en la previsión de Más Madrid. Con la presencia de Sabanés, se habría producido un empate en la votación, de forma que los votos favorables de Vox habrían sido necesarios para sacar el presupuesto. Sin embargo, la ex concejala renunció a su acta para ir al Congreso de los Diputados, cuando su partido sabía que no podría ser reemplazada hasta el próximo Pleno Ordinario y que, por tanto, contarían con un edil menos a la hora de votar las cuentas de José Luis Martínez-Almeida.