La autopsia confirma que el cadáver hallado ayer en Madrid es el de la anciana desaparecida en Moratalaz

La mujer, de 92, salió de la peluquería y se le perdió la pista. El cuerpo no presentaba signos de violencia y pudo fallecer de forma natural.

La alerta por la desaparición de Macarena C. D., no ha tenido el final que se esperaba. Y es que, finalmente la autopsia ha confirmado que el cadáver hallado ayer en una zona cercana al lugar de Moratalaz pertenece a la anciana de 92 años desaparecida el pasado 26 de mayo tras salir de la peluquería.

Esta mañana, el Instituto Anatómico Forense, una vez concluido el análisis forense, ha confirmado que el cuerpo encontrado ayer por una patrulla de la Policía Nacional en un descampado situado a la altura del número 71 de la calle Félix Rodríguez de la Fuente, es el de Macarena. El análisis de la autopsia, confirma que la muerte no fue violenta y que pudo deberse a un accidente. Vestía la misma ropa y llevaba consigo el abono transportes y las llaves de la casa. La tardanza en la confirmación se ha debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo, lo que indica que podría haber fallecido el mismo día de la desaparición, además no portaba documento de identificación.

La Policía Judicial ha contrastado que dicho abono no se usó el día de la desaparición, por lo que creen que la fallecida, después de salir de la peluquería fue andando hasta un cercano centro comercial pero le sobrevino un mareo o golpe de calor y cayó por un terraplén, acabando en el paraje con vegetación en el que fue encontrado el cadáver. Sin embargo, una de las sobrinas de la fallecida, Julia, no está de acuerdo con esta hipótesis. “Puede ser que mi tía muriera de forma natural, pero fruto de algún susto o suceso que le ocurrió. Ella era muy miedosa y tenía la rodilla izquierda mal, por lo que es imposible que anduviera por la zona en la que fue encontrada, que además está vallada. No es un camino apto para una persona de su edad. Alguien tuvo que llevar el cuerpo allí”, ha esgrimido, según informa Europa Press.

La pista de esta anciana de 92 años, se perdió el pasado 26 de mayo cuando abandonó su casa situada en la calle Entre Arroyos en el barrio de Moratalaz, según relató su familia, que fue la última vez que la vio. Tenía una cita en una peluquería cercana, donde fue atendida, y al no regresar a casa sus familiares denunciaron su desaparición.

Una búsqueda con triste final

Macarena C. D. acudido a las 17 horas del día 26 a la peluquería ‘Cristina Gil’, situada en el número 5 de la calle Arroyo Belincoso. Las trabajadoras no notaron nada raro; al contrario, les dijo que salía “muy contenta” después de arreglarse el cabello tras dos meses y medio de confinamiento.

Según informa Europa Press, la mujer vivía con su hijo en el barrio en la calle Entre Arroyos. A pesar de que tiene 92 años, aparentaba varios menos porque se encontraba física y mentalmente bien. Y es que apenas tomaba medicación para la tensión y podía hacer una vida casi independiente. La anciana medía 1,50 metros de estatura, tenía el pelo rubio teñido, ojos castaños y algo achinados y un lunar marrón en el brazo. Su hijo denunció los hechos a la Policía cuando volvía a casa de trabajar y no la encontró. La mujer no llevaba en el momento de desaparecer ni teléfono móvil ni bolso, solo el dinero justo para la peluquería, las llaves de la casa y el abono de transportes.

La mujer, que era “muy hogareña”, no tenía conflictos ni problemas; lo único es que hace unos meses sufrió un robo en su propia casa, donde se llevaron sus cartillas bancarias. Sin embargo, durante estos días no ha habido movimientos en sus cuentas bancarias. La Policía Nacional había investigado en hospitales sin éxito y había buscando por la zona, especialmente en el trayecto entre su casa y la peluquería. Por su parte, los vecinos de Moratalaz, al conocer lo ocurrido se volcaron pegando carteles y haciendo rastreos por la zona para intentar encontrarla.

No obstante, fueron los agentes de la comisaría de Moratalaz quienes a hora de la mañana de ayer se toparon con su cuerpo sin vida en un descampado situado en el numero 71 de la calle Félix Rodríguez de la Fuente de Madrid, cerca del conocido complejo del Ruedo. Los sanitarios del Samur-Protección Civil confirmaron su defunción. Agentes de la Policía Científica acudieron luego a la casa del hijo de la desaparecida para recoger su ADN y huellas y así contrastarlos con el cadáver.También le pidieron información sobre la ropa que llevaba el día en el que se le perdió la pista. Tras la autopsia practicada esta mañana, el cuerpo de Macarena será trasladado al Tanatorio de San Isidro para posiblemente mañana recibir entierro en su municipio natal en Villanueva de Calatraba (Ciudad Real). Europa Press