Los bebés tienen la mayor incidencia de Covid-19 en Madrid, por encima incluso de los jóvenes

En la mayoría de los casos se trata de “asintomáticos” que no manifiestan síntomas de la enfermedad

Los bebés de menos de dos años de edad de la Comunidad de Madrid tienen la mayor incidencia poblacional de casos de Covid-19 de esta región durante las dos últimas semanas, ya que han pasado de 242 casos por 100.000 habitantes a principios de agosto a 370 a finales.

Según datos oficiales de la Consejería de Sanidad recogidos por Servimedia, la franja de edad de cero a dos años alcanzó la segunda quincena de agosto la mayor tasa de casos de coronavirus, por encima incluso de los jóvenes de entre 15 y 29 años, que actualmente acumulan el mayor número de casos.

El gobierno autonómico de Isabel Díaz Ayuso contabilizó la segunda semana de agosto 277 casos de bebés que habían contraido Covid-19 y que suponían una tasa de 242,9 positivos por cada 100.000 habitantes en esta franja de población.

Una semana después, esa cifra creció considerablemente al detectar 430 bebés con coronavirus, que elevaron la incidencia acumulada a 377,1. El último informe de Sanidad que recoge esta información pone de manifiesto que en la última semana de agosto se localizaron 422 casos en menores de dos años, con una ligera bajada de la incidencia a 370,1.

La jefa del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad de Madrid, María Ordobás, declaró a Servimedia que este es “un tema que preocupa mucho” porque en las últimas semanas se ha producido un incremento sustancial de casos de Covid-19 en bebés, si bien destacó que en la mayoría de los casos se trata de “asintomáticos” que no manifiestan síntomas de la enfermedad.

Sin embargo, constituyen una población de riesgo porque, al ser tan pequeños, no tienen desarrollado plenamente su sistema inmunitario y, en caso de manifestar la enfermedad, podrían sufrir complicaciones para superar la infección.

Ordobás señaló que esta circunstancia los coloca en una “vulnerabilidad mayor” y provoca que los más pequeños hayan tenido “incidencias altas desde el principio” de la pandemia de Covid-19.

En cuanto a la subida de casos registrada en menores de dos años durante el mes de agosto, la jefa del Servicio de Epidemiología señaló que “la transmisión más importante en estos días se produce dentro de las familias”. Por lo tanto, el coronavirus llega a estos bebés porque otra persona del entorno más cercano contrae la enfermedad y por contacto con el pequeño se la transmite “en su propia casa”.

Este incremento de casos de Covid-19 entre los más pequeños supera incluso en cifras totales a los contagios localizados en agosto en niños de dos a cuatro años, los cuales tienen datos estables alrededor de 200 casos y una incidencia acumulada que apenas ha crecido de 91,6 a 130,5 durante el mismo periodo de tiempo.

La tasa de afectación a los bebés ha sido la más alta de todos los tramos de población durante la segunda quincena de agosto, por encima incluso de los jóvenes de 15 a 29 años con 3.502 positivos en la última semana (326,6 IA), de 30 a 39 años con 2.982 casos (323,4 IA) y de 40 a 49 años con 2.927 contagiados (252,6 IA).

Pese a todo, los menores de diez años son el segundo grupo de edad con menores casos de mortalidad por Covid-19 en la Comunidad de Madrid, donde constan oficialmente ocho fallecidos por esta enfermedad desde que empezó la pandemia. La cifra sólo es menor entre los de 10-19 años, con dos únicos fallecidos en todo este tiempo.

A nivel nacional, el Ministerio de Sanidad contabiliza en su estadística oficial, recogida por Servimedia, un total de 4.055 casos de coronavirus en bebés de hasta dos años entre el 10 de mayo y el 3 de septiembre. De ellos, 132 necesitaron tratamiento hospitalario, 5 tuvieron que ser ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos y 2 perdieron la vida por Covid-19.

Estas cifras crecieron especialmente durante el mes de agosto, coincidiendo con el pico de brotes en todo el país, ya que a 30 de julio el departamento que dirige Salvador Illa tenía computados apenas 622 contagios en bebés menores de dos años, de los cuales 35 habían sido ingresados, 3 fueron tratados en UCI y 1 había fallecido.