«Filomena», la novela: de todoterrenos a ambulancias en la nieve

El periodista Félix Rosado publica una obra documental sobre los voluntarios que abrieron camino hasta los hospitales durante la nevada del siglo el pasado mes de enero

Un 4x4 ayuda a los servicios de emergencias tras la que ha sido la mayor nevada del siglo.
Un 4x4 ayuda a los servicios de emergencias tras la que ha sido la mayor nevada del siglo. FOTO: @SuzukiIberica

El 28 de diciembre de 2020, Guillermo estaba recibiendo su última sesión de quimioterapia; no esperó a la notificación de la remisión completa de su cáncer para lanzarse a la calle con su todoterreno y abrir camino entre la nieve 12 días después. Con la misma hazaña y llegando a casa cada día a las 4:00 de la mañana, Dani les demostró a sus hijas lo que ya sabían: que su padre, además de mecánico, es un superhéroe al volante. Durante aquellos días, Goma cambió el taxi por su 4x4 y las carreras cotidianas por expediciones de alto riesgo. A Fran, un funcionario hecho a la monotonía de su oficina, le acompañó en esta misión su mujer, que hizo de copilota en cada viaje.

Y el único que puso un pie en esta historia siendo pasajero fue Enrique, que poco antes de que la borrasca bloqueara por completo la movilidad en la capital, le había prestado su coche a un amigo. Media año después, todos ellos son los protagonistas de «Odisea 4x4 Filomena. Ángeles y héroes en la tormenta», una novela de aventuras basada en hechos reales. «Tengo experiencia en edición de enciclopedias y actualización de libros de Historia, así que podía haber hecho un catálogo documental, pero preferí construir una trama en torno a estos personajes y novelar sus vivencias añadiéndole complementos de ficción a sus testimonios, que son totalmente auténticos y excepcionales», explica sobre su obra Félix Rosado, periodista y escritor natural de Ávila.

Cuando empezaron a caer los primeros copos de nieve en Madrid el pasado 7 de enero, a Rosado, que entonces estaba inmerso en un libro de cuentos que iba a ser su próxima publicación, no le llamaron especialmente la atención los avisos meteorológicos entre el aluvión de teletipos que revisa diariamente. Sin embargo, la que comenzó siendo una noticia más, pronto se convirtió en algo personal: Dani, uno de los más de 400 rescatadores en 4x4 tras el paso por Madrid de «Filomena» es su cuñado. «Le llamé y me dijo que me asomara por la ventana, y allí estaba él, en el centro comercial La Vaguada entre coches de policía y bomberos, ayudando en sus labores a los cuerpos y fuerzas de seguridad», cuenta el autor, que, como la mayoría de estos conductores, también es vecino del barrio del Pilar.

Día a día, Dani le narraba a Félix su experiencia como voluntario en la cobertura de la necesidad de los madrileños y madrileñas de acceder a los hospitales cuando la ciudad se había vuelto intransitable para el transporte público y los vehículos normales, motivando la redacción de un reportaje en profundidad que, sin embargo y como reconoce el periodista, supo a poco: «Me di cuenta de que lo que estaban viviendo mi cuñado y el resto de pilotos tenía un gran calado, suficiente como para escribir un libro sobre ello». Y así lo hizo. Seis meses después, «Odisea 4x4 Filomena. Ángeles y héroes en la tormenta» ya es una realidad.

Para escribirlo, Félix Rosado no ha necesitado bucear en bibliotecas y archivos como en otras ocasiones; en este caso, él mismo ha sido testigo de la trama de su novela y las fuentes le han sido muy cercanas, lo que, como dice el autor, no significa que el proceso creativo haya resultado fácil: «La dificultad de esta novela estaba en conseguir cerrarla, porque una vez empecé a reunirme con los protagonistas, pensé que el libro se haría interminable, eso, y el ansia de los pilotos por verla acabada».

Además de hablar con los conductores a los que accedió a través del canal de comunicación del grupo SOS 4x4, el periodista entrevistó a médicos, enfermeros, policías y, también, a algunos de los pacientes a los que, de forma altruista, Dani y los demás prestaron su tiempo y pericia, porque no basta con tener un todoterreno para atreverse con algo así: «Sus acciones eran inaplazables, una cuestión de vida o muerte», le dijo Elena, la hija de uno de estos pacientes. Igualmente, la obra tiene una importante base documental de publicaciones de los días en los que «Filomena» y Madrid ocuparon los informativos de todo el mundo.

El resultado es una obra en homenaje a todos aquellos a los que la Comunidad de Madrid ha reconocido con la distinción de la Cruz del Dos de Mayo por su actuación en un momento límite, así como al resto de personas que, a pesar de un temporal histórico en medio de una pandemia sin precedentes, siguieron al pie del cañón: «Este libro está dedicado a todos los pilotos voluntarios, pero también a los sanitarios, a los cuerpos y fuerzas de seguridad y a los servicios de emergencias», insiste Rosado, que concluye: «Esta no es una novela triste, es una novela que emociona en la que también hay sitio para la alegría y el cariño, que es lo que me transmitieron los pacientes al hablar de los que, dicen, fueron sus ángeles».

Anónimos, los otros héroes de la historia
Además de los protagonistas y de algún que otro personaje ficticio creado por Félix Rosado para darle forma a «Odisea 4x4 Filomena», el escritor incluye también el testimonio de sanitarios y policías que, por su trabajo, han preferido mantener el anonimato. Héroes y heroínas que, aunque sin nombre, siempre están ahí cuando se les necesita, y se les necesita tanto, que a veces ni siquiera tienen tiempo de compartir su realidad con el resto. Y así lo ejemplifica el autor: «Hay una doctora con la que me fue imposible hablar porque siempre que la llamaba se encontraba en urgencias; llegamos a marcar un encuentro y coincidió con el día en el que se produjo una explosión en la calle de Toledo».