Tetuán ya tiene su listado de edificios neomudéjares

La Asociación Vecinal Cuatro Caminos-Tetuán ha hecho una recopilación de 206 joyas arquitectónicas que esperan que sean protegidas por las administraciones

Madrid Neomudéjar en Tetuán.
Madrid Neomudéjar en Tetuán. FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

Madrid está hecho de ladrillo rojo. Este material forma parte del ADN de los barrios de la capital, al igual que un estilo, el neomudéjar, el cual se puso de moda a finales del siglo XIX y que se imprime tanto en edificios residenciales como en organismos oficiales o construcciones recreativas como la plaza de toros de Las Ventas. Estos edificios son auténticas joyas que cuentan la historia de Madrid y que, ahora, esperan a ser protegidos por las administraciones. Por ello, los vecinos de los distintos barrios de la capital se han unido con el fin de promover su rehabilitación. Es el caso de Tetuán, donde las reivindicaciones de los vecinos comenzaron cuando una constructora puso sobre la mesa sus planes de demolición para el edificio de la calle Bravo Murillo 315, cuya fachada está protegida.

A partir de entonces, se puso en marcha la iniciativa de elaborar un mapa, de forma colaborativa, en el que se señalase la ubicación y características de los edificios neomudéjares del barrio. «Se ha hecho un trabajo de filtrado de todos los edificios que se habían detectado en función de características como la antigüedad y el interés histórico y arquitectónico», explica a LA RAZÓN Antonio Granero, presidente de la Asociación Vecinal Cuatro Caminos-Tetuán. Finalmente, esta recopilación ha dado lugar a que se hayan elaborado 206 fichas de cada una de estas construcciones, y el documento final ya se ha presentado a los vecinos.

«Aún no se ha enviado la propuesta al Ayuntamiento porque se está terminando de redactar el documento donde se explican las razones por las que piden esa protección, desde una perspectiva histórica, arquitectónica… pero se hará en las próximas semanas», apunta Granero. Matiza, además, que esta recopilación incluye un recorrido visual en el que se hace «un seguimiento de la evolución del barrio desde 1857 hasta ahora que es muy curioso de ver». En la presentación estuvieron presentes tanto vecinos de Tetuán como representantes del Colegio de Arquitectos de Madrid y vecinos de otros barrios que se encuentran en el mismo proceso dentro de la ciudad, así como otras asociaciones que actúan de forma más general, como es el caso de «Madrid: ciudadanía y patrimonio». «Todos ellos reconocieron el trabajo y estaban bastante de acuerdo con lo que estamos haciendo», apunta Granero, quien aclara que, si bien no se ha hecho aún la presentación a nivel oficial, desde la asociación son conscientes de que el Ayuntamiento «está pendiente» de todo el proceso.