Sostenibilidad para la generación de valor a largo plazo

Naturgy lucha contra el cambio climático promoviendo las energías renovables, el gas renovable y la movilidad sostenible, entre otros ejes de actuación

Planta de Sertao de Naturgy en BrasilNaturgyNaturgy

Naturgy está en plena transformación para adaptar su negocio hacia el modelo de sostenibilidad que requieren los retos ambientales globales y locales. Este proceso tiene el objetivo de «generar valor sostenible para todos nuestros públicos de interés y fortalecer nuestra compañía, siempre respetuosa con el medio ambiente», explicó el presidente de la compañía, Francisco Reynés. El proyecto trata de aprovechar las oportunidades en materia de sostenibilidad y desarrollar acciones alineadas con los compromisos de la Política de Responsabilidad Corporativa y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que lleven a la generación de riqueza económica, social y ambiental.

En continuidad de este proceso, iniciado en años anteriores, Naturgy está desarrollando el Plan de Sostenibilidad 2022, que define diversas áreas de actuación, entre ellas la gestión responsable del medio ambiente, la integridad y transparencia, el compromiso social y la cadena de suministro responsable.

La sostenibilidad, social ambiental y económica, son parte esencial de la agenda del Consejo de Administración de la compañía, como una de sus prioridades estratégicas. En línea con esta orientación, se ha creado la Comisión de Sostenibilidad, encargada de velar que se cumplen los avances en materia medio ambiente, social y buen gobierno corporativo, (ESG, en sus siglas en inglés), de supervisar el papel de la compañía en la transición energética y reforzar el compromiso del Consejo en estas materias.

Para Naturgy el cambio climático es un reto ambiental de ámbito global y se compromete a ofrecer a sus clientes productos y servicios energéticos ecoeficientes y menos intensivos en CO2 para contribuir a su mitigación y a la transición energética. En este sentido, la compañía ha definido varias líneas de trabajo como vías de contribución al modelo energético bajo en carbono que se pretende conseguir a nivel global, entre ellas la promoción de las energías renovables, el gas renovable y el ahorro y la eficiencia energética, así como la innovación en tecnologías y modelos de negocio.

En materia de energías renovables, Naturgy puso en marcha el año pasado en España 800 MW de nuevos proyectos de eólica y fotovoltaica; y ha anunciado que duplicará su presencia en Australia, con la construcción de dos nuevos parque, Ryan Corner y Berrybank-Stage 2, de 218 y 107 MW, con una inversión de unos 350 millones de euros. Así, la potencia renovable de la compañía en Australia será de 600 MW, y aspira a convertirse en uno de los principales operadores de renovables del país en los próximos tres años, alcanzando una capacidad de más de 1,3 GW.

En cuanto a innovación, apuesta por el desarrollo del biometano como combustible autóctono, neutro en carbono y renovable y dinamizador de la economía rural. Dos proyectos sobre este gas renovable llevados a cabo el pasado ejercicio han dado como resultado la inyección de biometano en la red de distribución de gas por primera vez en España.

Esta estrategia medioambiental de Naturgy tiene impacto sobre los clientes al permitir ofrecerles productos y servicios energéticos ecoeficientes y menos intensivos en CO2, como el Gas Neutro, un servicio de suministro ministro de gas natural compensado mediante la neutralización de sus emisiones de CO2. En el año 2019 Naturgy compensó alrededor de 14.000 toneladas de CO2 equivalentes para sus clientes.

Según el presidente ejecutivo de la compañía «los recursos energéticos son la base del desarrollo, y por eso nuestra compañía asume el compromiso de gestionar el medio ambiente como un activo esencial del que todos somos responsables. En esta nueva etapa la innovación y las tecnologías son la clave y nuestros 175 años de experiencia la base para ofrecer un servicio de calidad respetuoso con el medio ambiente», a añadió: «la compañía se ha reinventado y no hablamos sólo de la nueva marca, sino de una nueva estrategia que responde a los retos de nuestro tiempo: la transición energética es la respuesta que damos a la necesidad de encontrar fórmulas que hagan compatible el desarrollo de nuestra actividad con la preservación del medio ambiente».

Estrategia que ya ha dado resultados. Como la reducción, solo en 2019, de un 16% de sus emisiones de CO2, y por primera vez las emisiones evitadas superaron las emisiones totales del grupo, considerando tanto las directas como las indirectas. Y , también en 2019, el índice de cambio climático CDP reconoció a Naturgy con la máxima calificación (A List) siendo la única compañía energética española y una de las cinco a nivel global en conseguirlo.

Igualmente, es la única compañía energética española seleccionada –entre 94 candidaturas de 16 países-, como finalista de las secciones europea de los Premios Europeos de Medio Ambiente a la Empresa (EBAI, por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea que reconocen a aquellas empresas que combinan con éxito la viabilidad económica de sus negocios con la protección del medio ambiente. Los ganadores se conocerán el 3 de noviembre en Bruselas. En la sección nacional de estos mismos galardones, que organiza la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, también es finalista. La propuesta presentada ha destacado por su liderazgo hacia una recuperación económica sostenible para Europa, bien alineada con las prioridades del Acuerdo Verde Europeo y con un fuerte compromiso con el medio ambiente.