Medio Ambiente

Mosquitos transgénicos: lo último de Bill Gates

La liberación de millones de voladores modificados genéticamente para combatir el dengue, bajo el paraguas del Foro Económico Mundial, genera rechazo entre los grupos ambientalistas, que lo consideran una técnica costosa y peligrosa que puede afectar a los ecosistemas y crear males mayores que los que se pretenden combatir
La liberación de millones de voladores modificados genéticamente para combatir el dengue, bajo el paraguas del Foro Económico Mundial, genera rechazo entre los grupos ambientalistas, que lo consideran una técnica costosa y peligrosa que puede afectar a los ecosistemas y crear males mayores que los que se pretenden combatir La Razón

Bajo el amparo del magnate americano y la bendición del Foro Económico Mundial, la empresa de biotecnología Oxitec ha liberado en los Cayos de Florida 500 millones de mosquitos terminator capaces de acabar con el dengue previa exterminación de las hembras ( que son las que lo transmiten) del zancudo hematófago con las que se aparean.

La técnica ya fue previamente experimentada en 2013 en Brasil, con resultado polémico: mientras Oxitec calificó el experimento de éxito, la revista Nature Sientific señaló que se ha contribuido a propagar en la zona una suerte de híbrido aventajado biológicamente que no ha servido para erradicar la enfermedad, sino para complicarla.

Los ambientalistas consideran que el último invento de Bill Gates es en realidad una técnica costosa y peligrosa que puede afectar a los ecosistemas y crear males mayores que los que se pretenden combatir. El debate está garantizado.