La Región de Murcia repartirá test de antígenos en albergues y centros de acogida

Las cantidades estándar serán de un antígeno rápido por usuario y profesional

Imagen de un test de antígenos
Imagen de un test de antígenos FOTO: David Arquimbau Sintes EFE

La Comunidad suministrará pruebas de antígenos para la detección del coronavirus entre usuarios y profesionales de instituciones residenciales como albergues o centros de acogida, informaron fuentes de la Administración regional en un comunicado.

En concreto, se hará llegar un test rápido por usuario y profesional de atención directa a las entidades que gestionan estos centros sociales. En caso de brote convenientemente acreditado podrán suministrarse más pruebas.

Esta medida es fruto de un acuerdo entre la Consejería de Salud, a través del servicio de Coordinación Regional Estratégica para la Cronicidad Avanzada y la Atención Sociosanitaria del Servicio Murciano de Salud (Corecaas), y la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social.

Sendos departamentos regionales han elaborado un documento técnico, fechado este miércoles, que recoge esta medida como parte del seguimiento microbiológico de brotes de coronavirus en centros residenciales y cómo tratar los casos de contactos en el sector social.

El documento supone la revisión del protocolo de actuación de seguimiento y control de coronavirus. La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, a través de la Dirección General de Servicios Sociales y Relaciones con el Tercer Sector, ha trasladado este documento a todas las entidades sociales para su conocimiento y puesta en práctica ante la evolución de la situación epidemiológica. Se trata de un protocolo específico para recursos residenciales abiertos, tipo piso/vivienda o albergue/centro de acogida.

Uno de los principales puntos que recoge el documento es que en el caso de los recursos tipo albergue/centro de acogida, no así en los casos de viviendas, se va a suministrar pruebas de antígenos a las entidades que gestionan los mismos.

Las cantidades estándar serán de un antígeno rápido por usuario y profesional de atención directa en este tipo de recursos sociales. En caso de brote, convenientemente acreditado, podrán suministrarse más pruebas.

El protocolo incluye además las indicaciones realizadas por los especialistas sanitarios para pisos, centros de acogida y albergues, relativas a los diferentes supuestos como nuevos ingresos, casos sintomáticos y contactos estrechos en los recursos.

Así, en lo relativo a nuevos ingresos, tanto en pisos como en centros de acogida, no será necesaria PCR ni antígenos. No obstante, se recomienda una prueba de antígenos si existe disponibilidad de las mismas.

En los casos en que el usuario presente alguna sintomatología compatible con coronavirus se realizará aislamiento en habitación y se contactará con el centro de salud, en caso de piso o vivienda, mientras que en un centro o albergue además se realizará un test rápido.

Aislamiento durante siete días

Ante un resultado positivo, se procederá al aislamiento durante siete días con, al menos, tres días de ellos sin síntomas. Si se trata de una persona mayor de 65 años y/o con enfermedades crónicas significativas puede ser recomendable un aislamiento de dos semanas. Si se diera la circunstancia de que en un albergue o centro de acogida no fuera posible el aislamiento se buscará otro recurso social disponible en la red de la Comunidad.

La revisión de este protocolo también destaca cómo proceder en caso de contacto estrecho en los albergues o centros residenciales. Cuando afecte a los profesionales, se procederá a realizar una prueba de antígeno y se pondrá en conocimiento de la unidad de prevención de riesgos laborales. Si el contacto estrecho es de un usuario, se realizará también una prueba, si están vacunados no tendrán que llevar a cabo cuarentena preventiva, mientras que si no cuentan con la pauta de vacunación la cuarentena será de siete días.

Esta información posibilita tener unos referentes para poder actuar ante las diversas situaciones y consultar aquellas cuestiones relevantes, así como apoyar el suministro con test antígenos en los albergues para detectar la presencia del virus.

La coordinación entre la Consejería de Salud y la de Política Social, permite el apoyo, orientación y atención a los recursos de alojamiento, albergues y pisos para los colectivos vulnerables.