¿Fisco o salud?

Una farmacéutica enseña a un cliente un paquete de mascarillas en la farmaciaJesús Hellín Europa Press

Es noticia el precio de las mascarillas en España puesto que somos el país de la UE con el coste más elevado, y que son un producto de uso obligatorio por razones sobradamente conocidas –aunque no correctamente explicadas–. Afirmo esto porque hay científicos que todavía sostienen su ineficacia y aún recomiendan no usarlas por sus efectos nocivos. Pero, dando por buena su utilización, debería explicarse por qué un Gobierno tan progresista y social como el que tenemos el privilegio de disfrutar no imita a otros países de nuestro entorno, que han bajado su IVA del 21% actual a uno más reducido, hasta el 4%. Había dicho la ministra Montero –como portavoz y de Hacienda– que reducirlo va contra la directiva europea, con el riesgo de un expediente de sanción, pero que elevaban una consulta a la Comisión al efecto. La cuestión es más sencilla y prosaica: ante iniciativas planteadas por la oposición para conseguir su reducción, el Gobierno advierte que habría una merma de ingresos al erario público de más de 1.500 millones de euros anuales. Así, tenemos delante el debate entre la salud y la economía, negado de palabra en todo momento por Sánchez e Iglesias, pero confirmado por los hechos aquí. Ya dijo D. Simón que no eran necesarias ni recomendables, cuando la verdad era que no había suficiente stock. Ahora son imprescindibles... para Hacienda.

Acabando de escribir estas líneas, la Ministra ha anunciado que tiene permiso europeo por escrito para bajar el IVA al 4%. Nos toman por tontos.