Vox y el adelanto en Andalucía
«La labor realizada por Moreno ha sido muy buena y las encuestas le favorecen»
foto-autor

Un adelanto electoral en Andalucía sería una mala noticia para Sánchez, porque le pilla con el pie cambiado y con un mal candidato.

Espadas no ha tenido tiempo de consolidarse y tiene un perfil bastante gris, aunque sea alcalde de Sevilla. Esto no siempre es una ventaja en una comunidad tan grande y compleja como la andaluza.

Un nuevo fracaso electoral y con un gobierno de coalición, además, donde las relaciones entre socialistas y podemitas son bastante malas, explica que el PSOE saldría bastante debilitado a nivel nacional.

Es algo que Sánchez no se puede permitir. Por su parte, el presidente andaluz cuenta con un relato que justificaría el adelanto, algo que siempre es fundamental como se vio con Madrid.

Una victoria en una comunidad tan importante para los socialistas sería decisiva para los intereses electorales de Casado, porque certificaría, más allá de las encuestas, que el viento sopla a favor de los populares. Luego vendrían municipales y autonómicas que presentan, también, unas buenas expectativas.

Elecciones andaluzas en primavera

Vox está ayudando de forma decisiva a los intereses del PP en una operación en la que busca, como es lógico, su propio beneficio. La razón de ello es que ofrece a Juanma Moreno el relato que necesita para justificar que se acuda a las urnas.

Es lo que le sucedió a Ayuso cuando el PSOE emprendió una operación suicida para quitar Murcia al PP y que tenía como objetivo hacer lo mismo en Madrid y Castilla y León.

Desde entonces, a pesar de la remodelación del Gobierno y de organizar un Congreso del PSOE a mayor gloria del líder, la realidad es que Sánchez no ha conseguido remontar. Por supuesto, hay mucho partido por delante ya que quedan más de dos años. Lo que en política es una eternidad.

A Vox le interesa una convocatoria porque le irá bien y es probable que quiera entrar en el futuro gobierno. No se sabe quién será su candidato o candidata, aunque parece que podría ser Macarena Olona, que tiene bastante tirón. Al PP le resulta un escenario perfecto, porque la labor realizada por Moreno ha sido muy buena y las encuestas le favorecen. Ahora solo falta tomar la decisión de convocarlas para la primavera.