Iberdrola

Los beneficios, al menos durante la primera mitad de 2022, no proceden de haber disparado las tarifas a las familias españolas

Juan Rallo

Iberdrola ha ganado en el primer semestre de 2022 más de 2.000 millones de euros, un 36% más que en el mismo periodo del año anterior. Y, cómo no, el entorno de Podemos no ha tardado en reaccionar a esta noticia. De entrada, el propio partido: «Iberdrola ganó en el primer trimestre de 2022 un 36% más que en el mismo trimestre de 2021. Repsol duplicó sus beneficios con respecto al año anterior. Sin embargo, amenazan con que seas tú quien pague el impuesto que vamos a poner en marcha para energéticas. No les vamos a dejar». Acto seguido, la ministra y secretaria general de Podemos, Ione Belarra: «Iberdrola ganó este trimestre un 36% más que el mismo trimestre del año anterior mientras las facturas de la mayoría subían. Por eso es esencial un impuesto a las energéticas, y por eso es fundamental que no puedan hacer pagar a los ciudadanos este impuesto. Se llama democracia». Y, por supuesto, podríamos continuar con otros muchos tuits en una dirección similar. ¿Cuál es el problema de todas estas altisonantes declaraciones? Pues que sí, Iberdrola ha ganado un 36% más que en 2021, pero lo ha hecho por sus negocios fuera de España: de hecho, en los primeros seis meses del año ha ganado un 26% menos en España. No más, sino menos. A decir verdad, sin embargo, el mal resultado de España es atribuible a un evento extraordinario como la propia compañía nos explica: el margen bruto en España «cae un 21,3% hasta los 788 millones de euros debido a un extraordinario relacionado con una resolución judicial y a una orden regulatoria sobre determinados activos (-195 millones de euros)». Vamos, que en circunstancias normales el beneficio no habría caído sino aumentado. ¿Pero cuánto habría aumentado? La propia empresa estima que el beneficio antes de intereses e impuestos de su negocio de generación en España aumentó un 5,6% hasta los 930 millones de euros. Es decir, que creció en unos 50 millones de euros. Antes de impuestos. Después de impuestos probablemente estemos hablando de algo menos de 40 millones de euros. Dado que Iberdrola tiene 10 millones de clientes, la ganancia media adicional que ha logrado este semestre ronda los 4 euros por usuario. En seis meses. Es decir, unos 70 céntimos al mes. Se podrán criticar muchas cosas del sistema eléctrico nacional (yo el primero), pero no deberíamos hacerlo con cifras falsas. Los beneficios de Iberdrola, al menos durante la primera mitad de 2022, no proceden de haber disparado las tarifas a las familias españolas.