Imputados e indultados

M20 Aviso

Quien avisa no es que no sea traidor, es que es el Real Madrid. La Liga, de momento, es pugnacidad de tres y como uno es antes forofo de la pugnacidad competitiva que de éste o aquel equipo, lo que uno quiere es que la pugnacidad dure hasta la última jornada de Liga. Lo que da vida a la vida es la acción y la incertidumbre. El fútbol es eso: acción e incertidumbre.

–Pero yo quiero que gane la Liga el Real Madrid– me dice Hernán San Pedro.

Perfecto. Donde hay ilusión, hay acción e incertidumbre, por lo tanto vida.

M21 Neymar

España, democráticamente, es una estrafalaria gavilla de derechos: el derecho a decidir (Arturo Mas); el derecho a ignorar la Carta Magna (Arturo Mas); el derecho a consultar la secesión de Cataluña (Arturo Mas); el derecho a la opacidad (Sandro Rosell); el derecho a que le llame el juez (Sandro Rosell); el derecho a no contestar a las preguntas de los periodistas fisgones (Más Sandro Rosell)...

Perdón por la curiosidad: ¿y los españoles, democráticamente, tiene deberes?

–El de la confidencialidad (léase opacidad).

Ya se verá en su día (¿o no?) cómo termina el nudo gordiano Neymar, pero todo apunta a que Sandro Rosell («señor turbio», que dijo de él creo que Laporta) ha hecho ricos a Neymar, a su papá y a algunos más.

M22 Mente e instinto

Con perdón de Dios, en el mundo-global o mundo-universo, como se prefiera, percibo dos mentes: la divina de Dios y la casi divina de Nadal.

Nadal es a la vez dos tenistas: él y su cabeza.

Lo dice Dimitrov. Este señor, 22 años y novio o pareja de la bella y apetitosa Sharapova, no pudo con Nadal. Cayó otra vez ante el balear, tras un comienzo en que Nadal era el ratón y Dimitrov, el gato. Nadal, con llaga o sin llaga en la mano –llaga divina también, a ver si no–, es siempre Cid, César, Napoleón y ser mitológico. Nadal es siempre espectáculo.

La mente de Nadal y el instinto –fuente de sabiduría– de Casillas. El instinto es a Casillas lo que la mente a Nadal. Pero el Real Madrid FP ni lo valora ni lo aprecia. Es también sencillamente irracional que Del Bosque, a lo mejor, tenga que prescindir en Brasil, por falta de partidos, del instintivamente mejor portero de España y tal vez del mundo. Dice Ancelotti: «Los dos son titulares, Diego y Casillas». No, señor Ancelotti. Si los dos son titulares, ¿por qué no pone desde ahora a Casillas en Liga y a Diego en Copa?

J23 Forofismo

Huyo, por norma y principios, del forofismo ideológico, secesionista y rencoroso. Algunos medios de Barcelona culpan al «centralismo» (a Madrid, vaya) y a Florentino Pérez del carajal que ha levantado el fichaje de Neymar. Un ex directivo de club de fútbol, hace años, me confesó:

–En algunas operaciones de fichajes de jugadores, si bien no siempre, sólo a veces, para no alarmar hay, en efecto, dos costes: el oficial, que es el que se da a los medios, y el real, que es el opaco, el que se oculta.

Lo cutre, ética y estéticamente, es que un periódico de la Ciudad Condal escriba que Bale, entre unas cosas y otras, le ha salido –o le va a salir– al Real Madrid por más de doscientos millones.

Qué asqueroso humanamente es el rencor.

V24 Indulto

Lo leo y, la verdad, como diría Alfonso Guerra, me quedo «pasmao», pero que muy «pasmao». ¿Es verdad que la RFEF y la Liga de Fútbol han pedido «en serio» a los clubes que firmen una petición de indulto para José María del Nido, condenado a siete años de prisión por malversación y cobro indebido de casi tres millones de euros? Me restriego los ojos. ¡Indultar a un delincuente! Mi amigo sociólogo, jubilado, tiene razón:

–Padecemos una democracia con exceso de diputados e imputados. Y de indultados o «presuntos» indultados, hay que agregar.