Una más en Bankia y Banco de Valencia

Deseo lo mejor para todos los trabajadores, sobre todo tener un empleo. Dicho esto, sorprende el acuerdo alcanzado en Bankia y Banco de Valencia para el despido de una buena parte de sus plantillas. Extraña porque han logrado unas condiciones de privilegio en comparación con multitud de remodelaciones y ERE ejecutados en España. No olvidemos que se trata de entidades nacionalizadas, a las que ha sido necesario auxiliar con miles de millones de euros, barbaridades que afectarán al bolsillo de todos nosotros, gracias a una nefasta gestión proveniente de la presencia de los políticos en sus órganos de dirección. Por no hablar de los 64 millones cobrados por estar seis meses.

La razón de que con ello se garantiza la paz social, no parece suficiente por lo que tiene de invitación a que la algarada y la huelga como vía a seguir en el resto de empresas. «Si quieres lograr 30 días por año trabajado en lugar de los 20 de la ley, ya sabes cuál es la conducta a seguir».

Lo dicho. Me alegro por quienes pierden el empleo por lo que ello supone, pero me gustaría más ecuanimidad. Así es la vida.