Auditoría de la banca europea a la española

La Razón
La RazónLa Razón

Llos gobiernos de Francia, Italia y Alemania se muestran reticentes a que un organismo independiente audite su sistema bancario, lo que no deja de alentar las sospechas del mu ndo financiero internacional, con evidentes perjuicios para el resto de los países que comparten el euro. Es preciso que la revisión de toda la banca europea se haga con la misma transparencia, extensión y profundidad con la que España abordó su propia auditoría. De lo contrario, la salud de la moneda única seguirá generando las lógicas dudas.