Actualidad

Torra desprestigia a la Generalitat

Que el presidente de la Generalitat, primera autoridad del Estado en Cataluña, se niegue a comparecer ante el TSJC al que ha sido citado debería provocar un terremoto político que, en una situación normal, iría acompañado de su cese, previa moción de censura. La Fiscalía se inclina a que no eluda su comparecencia con trucos –que el 25 y 26 se celebra un debate en el Parlament– impropios de su responsabilidad. Será juzgado y en juego está su inhabilitación: un paso más en el deterioro institucional de la Generalitat.