El hábito ecológico de las hermanas «vaqueras»

La orden Iessu Communio inaugura este sábado un nuevo convento en Valencia.

Las hermanas de Iessu Communio decidieron vestir hábitos de tela tejana debido a su juventud y a su diferente manera de ejercer la práctica religiosa
Las hermanas de Iessu Communio decidieron vestir hábitos de tela tejana debido a su juventud y a su diferente manera de ejercer la práctica religiosa

La orden Iessu Communio inaugura este sábado un nuevo convento en Valencia.

La famosa frase de «el hábito no hace al monje» no puede aplicarse a las hermanas de la Congregación Iessu Communio, nacida hace pocos años pero cuyo crecimiento ha sido exponencial. Tanto, que su monasterio de Burgos se les ha quedado pequeño y mañana inaugurarán su nuevo convento en Moncada (Valencia), en el que se instalarán 50 de ellas.

Son jóvenes, cultas, modernas... y monjas. Por ello, estas 200 religiosas decidieron que su indumentaria no podía ser la habitual, sino que debía ser más moderna y cercana a la gente. El tejido tejano les pareció el más adecuado, puesto que es universal, desde el más pobre hasta el más rico de los hombres tiene unos pantalones vaqueros.

El primero de sus hábitos se los confeccionaron en Perú, aunque luego nunca consiguieron que se lo repitieran. No encontraban a ninguna empresa dispuesta a esta labor, ni tampoco a ningún proveedor que les facilitara el tejido para que lo cosieran ellas mismas.

Pero un afortunado día de hace más de seis años llamaron a la empresa valenciana Jeanología, especializada en tejidos vaqueros y proveedora de las marcas más importantes del mundo. Enrique Silla, el consejero delegado de la compañía, no dudó en aceptar el reto. No solamente les proporcionaría el tejido gratis, sino que también les confeccionarían los hábitos. «Tuvimos que adaptar el tejido a sus necesidades, para que no fuera demasiado pesado ni caluroso», explica Teresa Silla, hermana de Enrique y una de las personas que mantiene un contacto más directo con las hermanas desde que empezaron con esta gratificante colaboración.

La empresa de textil Santanderina participa en el proyecto facilitando las telas, mientras que los especialistas de Jeanología son los responsables de diseñar los hábitos cada vez que estos han de ser renovados.

Durante todo este tiempo, el contacto entre la firma y las hermanas ha sido permanente. Jeanología es conocida, aparte de por trabajar para las marcas más importantes de ropa en el acabado de las prendas, por su fuerte compromiso con el respeto al medio ambiente. Sus investigadores han desarrollado técnicas láser y tecnologías ecoeficientes.

Las hermanas de Iessu Communio celebrarán mañana la inauguración de su convento con una hora y media de apertura al público y una Eucaristía por la tarde oficiada por el arzobispo Antonio Cañizares.