Salud

Los 11 millones de habitantes de Wuhan, en cuarentena por el coronavirus

Cierran el transporte público de la ciudad, “zona cero” de la enfermedad, como medida de contención. La OMS pospone a mañana la decisión sobre una posible alerta internacional

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió hoy prolongar un día más, hasta mañana jueves, la reunión de su Comité de Emergencia para decidir si declara o no la emergencia internacional ante el brote de un nuevo coronavirus de Wuhan (China), con más de 440 casos diagnosticados por ahora y 17 muertos.

El Comité de Emergencia, formado por expertos médicos de diversos países (entre ellos epidemiólogos chinos), se reunió hoy durante horas en la sede de la OMS en Ginebra, y al no conseguir consensuar la medida decidió volver a reunirse para seguir debatiendo la posible alerta, señaló su presidente, el francés Didier Houssin.

La alerta internacional supondría la puesta en marcha de medidas preventivas a nivel global, y en el pasado se ha declarado en cinco ocasiones: ante el brote de gripe H1N1 (2009), los de ébola en África Occidental (2014) y en la República Democrática del Congo (2019), el de polio en 2014 y el de virus zika en 2016.

Paralelamente, las autoridades de la localidad china de Wuhan, epicentro del coronavirus que se ha saldado por el momento con 17 muertos en el país, han anunciado este miércoles el cierre del transporte público como medida de contención de la enfermedad. Asimismo, el Gobierno ha pedido a aquellos que viven en la ciudad que no abandonen la zona y ha informado de que las estaciones de tren y el aeropuerto permanecerán cerrados. “Básicamente, no vayan a Wuhan. Y que todos aquellos que están allí no abandonen la ciudad”, ha indicado el viceministro de Sanidad, Li Bin, que ha afirmado de que hay pruebas de que la enfermedad “se transmite principalmente por el tracto respiratorio”.

Los servicios de autobús, metro, ferry y cercanías se verán suspendidos desde las 10.00 de la mañana (hora local) de este jueves, 23 de enero, tal y como ha indicado la cadena de televisión BBC. En este sentido, las autoridades han ordenado a todas las agencias de viaje que suspendan los tours turísticos en la ciudad entre los días 22 de enero y 8 de febrero debido a la emergencia sanitaria, que se encuentra en nivel II. El Departamento de Cultura y Turismo ha pedido, además, que se cancelen las actividades en los principales monumentos turísticos y hoteles más importantes de la ciudad.

Diversas ciudades de la región, como Bangkok, Hong Kong, Seúl o Sídney, están aumentado las medidas de precaución contra el virus, que ya afecta a más de 500 personas en China. Así, han introducido análisis obligatorios en las terminales de llegada de los aeropuertos donde podría producirse un mayor indicio de la enfermedad. Un equipo de expertos de la Comisión Nacional de Salud de China ha confirmado la transmisión de persona a persona del coronavirus, que posee un posible origen zoonótico, y el contagio de personal médico.

Más de 500 infectados

El nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan podría mutar y propagarse más allá de los 500 infectados confirmados hasta el momento, de los que 17 han muerto, todos ellos en la provincia centro-oriental china de Hubei. Este fue uno de los mensajes principales emitidos hoy, por primera vez en rueda de prensa desde la detección del brote el mes pasado, por la Comisión Nacional de Sanidad de China. “Aunque todavía falta por entender por completo la vía de transmisión del virus, existe la posibilidad de que mute y el riesgo de una mayor propagación”, indicó hoy Li Bin, viceministro de la citada Comisión.

De estos casos confirmados, 399 pacientes están recibiendo tratamiento médico en diversos hospitales, donde 71 de ellos permanecen en estado grave y 24 están en estado crítico. El vicegobernador de la provincia china, Yang Yunyan, ha indicado que se está sometiendo a diversos exámenes médicos a unas 2.500 personas, de las que 863 ya han abandonado los centros de salud.

Se ha puesto a disposición de la población un centro de gestión, control y tratamiento del virus en la localidad de Wuhan, capital de Hubei y epicentro del brote. Diversas ciudades de la región, como Bangkok, Hong Kong, Seúl o Sídney, están aumentado las medidas de precaución contra el virus, por lo que han introducido análisis obligatorios en las terminales de llegada de los aeropuertos donde podría producirse un mayor indicio de la enfermedad. Este mismo miércoles, la región administrativa especial china de Hong Kong ha registrado sus dos primeros casos, mientras la cifra de fallecidos en la China continental prácticamente se ha duplicado en un solo día.

Macao, por su parte, también ha confirmado un caso del virus en una mujer de 52 años procedente de Wuhan, que ha dado positivo tras visitar un hospital de la zona, según informaciones del diario local ‘South China Morning Post’. Otras dos personas que viajaban con ella se encuentran por el momento en cuarentena. Su caso expone los desafíos a los que se enfrentan las autoridades a la hora de supervisar y controlar la propagación de la enfermedad, dado que la mujer no presentaba síntomas cuando llegó a Macao. Además, un equipo de expertos de la Comisión Nacional de Salud de China ha confirmado la transmisión de persona a persona del coronavirus, que posee un posible origen zoonótico, y el contagio de personal médico.

La OMS, preocupada por la transmisión en las grandes ciudades

La directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha señalado que la principal “preocupación” con el nuevo coronavirus detectado en China es que se contagie entre humanos, especialmente en aquellos núcleos urbanos donde viven un gran número de personas, lo que aumentaría su expansión más rápidamente. “La preocupación es que el virus se contagie de persona a persona. En países donde hay una gran concentración humana y la transmisión puede ser más importante. Nos preocupa qué capacidad letal tiene ese virus, cuánta mortalidad podría causar y su modo de transmisión. Hay virus que se extienden facilmente, pero no causan mortalidad. Hay mucho que investigar”, ha señalado Neira en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

Sobre las medidas que se van a tomar desde el organismo sanitario internacional, ha indicado que “todo va a depender de la virulencia del coronavirus y su capacidad de transmisión”. “Va a necesitar una serie de medidas internacionales que si se aprueban en el comité se pondrán en marcha. Si no se aprueban estas medidas, pues no serán necesarias, pero seguiremos investigando la posible expansión de ese virus si no llegamos a un acuerdo”, ha asegurado. Los coronavirus son una gran familia de virus respiratorios que pueden causar enfermedades que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio de Medio Oriente y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS). Los signos y síntomas clínicos de los pacientes informados en este grupo son principalmente fiebre, con algunos que tienen dificultad para respirar y radiografías de tórax que muestran infiltrados pulmonares bilaterales.

Medidas de prevención

La Comisión Nacional de Sanidad de China admitió esa posibilidad y mostró su preocupación por el masivo movimiento de viajeros que traen aparejadas las vacaciones del Año Nuevo chino, que arrancan este viernes, pero no se dejó llevar por el alarmismo e hizo hincapié en las medidas de prevención y fiscalización que Pekín ha puesto en marcha. Control de temperaturas a los viajeros en puertos, aeropuertos y estaciones de autobús y tren, seguimiento a quienes padecen los síntomas (fiebre, fatiga, tos seca, disnea) o designación de hospitales específicos para el tratamiento de los pacientes y el aislamiento de éstos, entre ellas.

Y aunque no se ha logrado dar con el origen exacto del virus, todas las hipótesis apuntan a un mercado de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan, por lo que se ha prohibido la venta de animales vivos en la ciudad. “Básicamente, no vayáis a Wuhan. Y quienes están en Wuhan, por favor, no salgáis de la ciudad”, pidió Li, en referencia a la capital de la provincia de Hubei, de 11 millones de habitantes, epicentro del brote y que ha instalado varias decenas de detectores térmicos para identificar posibles infectados, pues la fiebre es uno de los primeros síntomas.

El viceministro aseguró que, aunque la nueva neumonía de Wuhan está considerada una enfermedad contagiosa de tipo B, se está haciendo frente a ella con los protocolos diseñados para aquellas de tipo A, el máximo en la escala local. Además, para ayudar a combatir el brote, la Seguridad Social china ha anunciado que los gastos médicos relacionados con el tratamiento de la nueva neumonía quedarán bajo completa cobertura de los fondos nacionales mediante un sistema de reembolso.

La prensa local y las redes sociales están saturadas de consejos sobre cómo prevenir contagios, como el uso de mascarillas (el aumento drástico de su uso es perceptible en las calles de Pekín), la necesidad de lavarse las manos frecuente y concienzudamente o cubrirse la boca y la nariz cada vez que se tose o estornuda. Y evitar las aglomeraciones, ya que las autoridades sanitarias chinas han comprobado que también se contagia entre humanos, una transmisión que, creen, se produce principalmente por las vías respiratorias.

No se ha detectado un “súper transmisor”

El virus está presente ya en al menos 13 provincias chinas, además de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, que confirmaron este miércoles sus primeros casos. Sin embargo, el jefe del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, Gao Fu, destacó que, hasta el momento, no se ha detectado un “súper transmisor” del nuevo coronavirus, con capacidad para infectar a muchas personas a partir de un solo caso.

En el extranjero, por el momento se han detectado al menos 4 casos en Tailandia, y uno en Japón, Corea del Sur, Taiwán y Estados Unidos, y son muchos los países que llevan días controlando a los pasajeros procedentes de China para minimizar los riesgos de contagio. En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha convocado para hoy para una reunión de expertos para determinar si el actual brote por coronavirus en China constituye una emergencia internacional. Agencias