Sin las medidas de confinamiento habrían muerto 16.000 personas más en España

Hay entre 1,7 y 19 millones de contagiados en nuestro país, según un estudio del Imperial College de Londres. Si no se hubieran cerrado escuelas, prohibido reuniones masivas o sin el distanciamiento social decretado, habrían fallecido 59.000 personas más en 11 países europeos

Sin el cierre de escuelas y universidades, la prohibición de reuniones masivas o sin las medidas de distanciamiento social decretadas, incluido el confinamiento, habrían fallecido 59.000 personas más en 11 países europeos. Ésta es una de las conclusiones de un nuevo informe del Imperial College de Londres sobre el Covid-19, que baraja una horquilla de vidas salvadas que va entre las 21.000 y las 120.000.

En el estudio se analizan las consecuencias de las medidas tomadas en Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Noruega, España, Suecia, Suiza y Reino Unido. Así, en España, gracias a las medidas de confinamiento descritas, y pese a la cifra tan elevada de fallecidos, se han evitado 16.000 muertes (entre 5.400 y 35.000). En el caso de Italia, habrían fallecido 38.000 personas más (entre 13.000 y 84.000), si no se hubieran puesto medidas de distanciamiento social.

Son los dos países en los que más muertes estiman los autores que se han evitado, ya que, entre otros motivos, es donde más defunciones se han producido. Así en España, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Sanidad, son ya 8.189 las personas que han perdido la vida por el coronavirus; un 11,57% más que el lunes, aunque se trata si bien del menor incremento porcentual de fallecidos desde al menos el pasado 23 de marzo. En Italia, los fallecidos superan ya los 11.591. El informe si bien no especifica qué hubiera pasado si en estos 11 países se hubieran tomado medidas con anterioridad o si se hubiera optado por el confinamiento total desde el inicio tal y como pedían muchos científicos al menos en nuestro país.

El informe también arroja luz sobre el posible número de infectados que puede realmente haber en estos países. Los autores del informe estiman que en estos 11 países europeos había, hasta el 28 de marzo, entre siete y 43 millones de personas infectadas. Es decir, entre el 1,88 y el 11,43% de la población está contagiada de coronavirus, una estimación en la que incluyen los casos «ocultos» a la espera de que se hagan los test de forma masiva.

En el caso de España, calculan que el 15% de la población española estaría infectada. Es decir, 7.065.059 de personas frente a los 94.417 casos confirmados. Y dan como horquilla que podría estar infectado entre el 3,7 y el 41% de la población española: entre 1.742.714,6 y 19.311.162 personas

«Hay todavía mucha incertidumbre, debido a datos insuficientes, sobre el número de infectados en España y sobre el número total de muertes que causará la epidemia en los próximos meses. Sin embargo, existe un consenso muy claro en la comunidad científica sobre que el distanciamiento social es hoy por hoy la única forma de reducir esa cifra», explica a este periódico David Gómez-Ullate Oteiza, investigador de UCA Datalab del Departamento de Ingeniera Informática de la Universidad de Cádiz y miembro del Comité de Expertos de Acción Matemática contra el Coronavirus.

«Las primeras estimaciones del impacto de las medidas de confinamiento sobre el número de muertes publicadas –prosigue– se publicaron en este informe. En un análisis contrafactual (¿qué hubiera pasado si no se hubiesen implantado medidas?), sus cálculos arrojan que en caso de no haber decretado estas medidas de confinamiento, a día de hoy tendríamos 24.000 muertes en España. Este mismo informe estima que el 15% de la población española ha sido ya infectada, y que el coeficiente de expansión R_t a día de hoy estaría aún ligeramente por encima de 1, aunque las medidas de distanciamiento social lo han reducido desde valores cercanos a 5 al inicio del brote».

Un informe que si bien no contempla el confinamiento total recientemente decretado en España. Una medida que, tal y como ya avanzó a este periódico Alex Arenas, catedrático de Ingeniería Informática y Matemáticas de la Universidad Rovira i Virgili, en Tarragona, «supone que entre todos vamos a salvar al menos 5.500 vidas en España. Se debería haber hecho antes, pero más vale tarde que nunca».