Las sombrillas deberán estar separadas más de cuatro metros en las playas

Sanidad también pide a la población que no se bañe en remansos y cauces de agua dulce de escaso caudal

Vigésimo sexto día de confinamiento
Sombrillas y hamacas en la playa desierta de Barnuevo, Santiago de la Ribera, Murcia, durante el estado de alarma.Marcial GuillénEFE

El Ministerio de Sanidad ha publicado un documento con recomendaciones para la apertura al público de las playas y zonas de baño. Según asegura, en las playas los riesgos asociados al Covid-19 están relacionados con la interacción entre personas. En aguas continentales como pozas, remansos y cauces de agua dulce con escaso caudal “se desaconseja el baño y los usos recreativos para esta temporada 2020”.

El departamento que dirige Salvador Illa recuerda que “no se dispone de información científica sobre la capacidad del virus para permanecer infeccioso en agua salada; además, se ha identificado la sal como agente biocida eficaz. En el caso de la arena, la acción conjunta de la sal del mar, la radiación ultravioleta solar y la alta temperatura que puede alcanzar ésta son favorables para la desactivación de los agentes patógenos”.

El documento aconseja limitar el aforo de las zonas de baño marítimas donde se prevé gran afluencia de personas. El acceso a las zonas de baño se realizará respetando las medidas de seguridad y distanciamiento social, que se deberán recordar mediante cartelería, así como las normas de higiene”.

Así, establece que “se deberá prestar atención a la distancia entre tumbonas, sombrillas y otros elementos. A efectos indicativos, los ejes de las sombrillas no se instalarán a distancias inferiores a cuatro metros. el gestor de la playa podrá sectorizar la misma para asegurar el distanciamiento social”. En la instalación de elementos de parcelación “se deberá evitar la realización de obras y la aplicación de hormigón u otros materiales para la fijación de dichos elementos sobre la arena, siendo preferible la instalación manual y evitándose el paso de maquinaria por zonas sensibles tales como sistemas dunares. De entre los elementos de parcelación se priorizarán aquellos que suponen un menor impacto. En este sentido, por ejemplo, se preferirán materiales naturales como la madera frente a materiales artificiales, y elementos de pequeña envergadura frente a aquellos más grandes que generarían un mayor impacto”.

El texto añade que “las personas que realicen paseos en la orilla respetarán al menos dos metros de distancia social” y desaconseja “la realización de deportes colectivos” o “reuniones de más de 15 personas o miembros de la misma familia o que no convivan en el mismo domicilio y la utilización de todo tipo de infraestructuras de playa (parques e instalaciones deportivas)”.

El informe del Ministerio establece asimismo que “para prevenir la transmisión del virus los usuarios y los trabajadores deben, además de cumplir las medidas de distancia social, cumplir las normas de higiene y aplicar los criterios técnicos de mantenimiento, limpieza y desinfección”. Recomienda por ello “la limpieza diaria de la arena de la zona de baño, haciendo especial hincapié en la retirada de los residuos orgánicos”. En este sentido, asegura que “no es aconsejable la desinfección de la arena de la playa”. En lo que respecta a los chiringuitos playeros, asegura que “deberán seguir los protocolos establecidos para los establecimientos de hostelería”