Un 32% de muertos en residencias de Madrid frente al 85% de Aragón

Ayuso estudia acciones legales contra Pablo Iglesias tras decir que la gestión del gobierno autonómico en los centros de mayores «fue un crimen»

Thumbnail

«Lo que hemos visto en las residencias de Madrid y Castilla y León es un auténtico escándalo, si es que no es un crimen», afirmó ayer el vicepresidente cuarto Pablo Iglesias en una entrevista concedida en TVE. «Los ciudadanos no van a perdonar lo que hizo Ayuso con las residencias y lo que se hizo en otras comunidades autónomas», añadió Iglesias, que pidió la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid y no descartó que hubiera «acciones penales» por su gestión. Sin embargo, quien también «estudia acciones legales», en este caso contra Iglesias, es precisamente Isabel Díaz Ayuso. Así lo avanzó ayer durante la rueda de prensa celebrada esta mañana en Valdebebas, donde se presentaba la ampliación del recinto ferial de Ifema.

«¿Dónde estaba Pablo Iglesias cuando había un mando único para reforzar esas residencias?», se preguntaba Ayuso, que tildó las palabras del vicepresidente de «bochornosas, ofensivas y deleznable». «Durante aquellos días, no ha salido de su mundo ostentoso y maravilloso. Se ha limitado a dar lecciones y a predicar. «Si hay algo que me parece criminal son esas declaraciones. Es absolutamente insensato e impresentable que el vicepresidente del Gobierno siempre esté echando gasolina y azuzando en todas las discusiones y que no le importe politizar el dolor hasta ese punto tan ofensivo y aberrante», añadió la mandataria regional.

Pese a todo, Más Madrid y Unidas Podemos registraron ayer en la Asamblea de Madrid sendas proposiciones no de ley (PNL) en las que piden la reprobación y la «dimisión o cese inmediato» del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Sorprende que el vicepresidente del Gobierno cargue contra la gestión de la Comunidad de Madrid en los relativo a la residencias cuando en otras comunidades el porcentaje de fallecidos en estos centros en relación al cómputo total es bastante superior. Las diferentes autonomías manejan sus propios datos de víctimas mortales en estos centros. Contabilizan los diagnosticados con PCR y los que tienen sintomatología compatible con el virus, a diferencia de Sanidad, que solo añade al balance los positivos con prueba PCR. Según este modelo de contabilidad, que tiene en cuenta las cifras desde el 12 de marzo hasta el 2 de junio, Aragón es la comunidad donde el coronavirus ha golpeado con más virulencia a estos centros sociosanitarios: engloban el 85,6% de los muertos totales. Le sigue Extremadura (85,2%), Cantabria (72,7%), Castilla y León (72%), Navarra (63,4%), Asturias (62,3%). . Madrid es la última en la lista (32,4%) solo por debajo de Canarias (11,6%).

El propio presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontologí, José Augusto García Navarro, salió ayer a desmentir la acusación de que se negó el ingreso hospitalario a los ancianos de la Comunidad de Madrid. «Lo dicen los datos: 10.300 residentes fueron trasladados a hospitales desde el 1 de marzo al 5 de junio». Y recordó que, por ejemplo, en el Hospital La Paz, de los 2.226 ingresados entre el 25 de febrero y el 19 de abril, el 32% provenían de estos centros sociosanitarios «y así en el restod e hospitales de referencia de la comunidad», aseguró García Navarro.